La popular cadena de hoteles Marriott ha confirmado a través de un comunicado que, entre los meses de enero y febrero, sus sistemas sufrieron un hackeo que afectó a la información de 5,2 millones de huéspedes.

Los intrusos hicieron uso de los credenciales de acceso de dos empleados de la compañía para acceder a los datos de millones de clientes, incluyendo nombres, correos electrónicos, programas de fidelización, empresas en las que trabajan y preferencias relacionadas con la habitación. La actividad, según explica Marriott en su página web, comenzó a mediados de enero, pero no fue detectada por la compañía hasta finales de febrero, cuando adoptó las medidas correspondientes e inició una investigación.

La empresa hotelera aclara que, según su investigación, no hay evidencia alguna de que los datos bancarios, las contraseñas y la información del pasaporte de los huéspedes se haya visto comprometida. No obstante, las contraseñas de las cuentas Marriott Bonvoy han sido desactivadas de manera preventiva, por lo que el usuario, si se ha visto afectado, tendrá que restablecerla cuando inicie sesión de nuevo y, además, activar la verificación en dos pasos para proteger la información.

Además de restablecer las contraseñas e informar a los clientes de lo sucedido, Marriott ha lanzado un portal en el que los propios usuarios de la cadena hotelera pueden comprobar si sus datos se han visto comprometidos en esta brecha de seguridad. Para ello, únicamente hay que acceder a este enlace e introducir una serie de datos personales.

Esta no es la primera vez que la cadena hotelera Marriott sufre un hackeo de grandes dimensiones. En 2018, la compañía detectó una intrusión en sus sistemas que se tradujo en la exposición indebida de la información correspondiente a más de 500 millones de clientes. En dicha ocasión, además, se vieron comprometidos datos sensibles como tarjetas de crédito o claves de cifrado.