Habitualmente, cuando tenemos que hacer una inversión económica importante, analizamos primero nuestras necesidades y cuál es el mejor producto que mejor las satisface. Uno de los ejemplos más claros es cuando queremos comprar un teléfono móvil. Lo normal es que antes de comprarlo, pensemos detenidamente cuál va a ser el uso que le vamos a dar y en función de eso, asignar un mayor o menor presupuesto.

El abanico de posibilidades que ofrece un teléfono móvil es inmenso. Desde usarlo cada mañana para ver nuestra serie favorita y amenizar el trayecto en transporte público a convertirse en una herramienta de trabajo fundamental, a través de la cual responder mails o incluso editar documentos.

Gracias a su versatilidad, cada vez más personas justifican realizar una inversión mayor en la compra de un smartphone. Si hace años parecía una locura gastarse 1.000 euros en un teléfono móvil de alta gama, ahora es algo que aceptan un mayor número de personas.

Con los ordenadores pasa algo parecido. Su versatilidad ha ido creciendo tanto en los últimos años que ya no lo vemos como un equipo exclusivamente para trabajar o para jugar.

Los equipos gaming actuales han ido transformándose hasta convertirse en potentes máquinas capaces de estar a la altura de los mejores ordenadores del mercado. Aspectos como un buen procesador, la RAM adecuada o una potente tarjeta gráfica son claves en cualquier equipo que supere los mil quinientos euros de presupuesto.

La compra de un equipo gaming está muy lejos de ser un capricho o una compra realizada fruto de un impulso. Su utilidad fuera de ese mercado está más que demostrada y una prueba de ello es OMEN, que ofrece versatilidad y potencia a partes iguales.

###Versátiles por dentro y por fuera

Cuando los gamers empezaron a demandar sus propios equipos para disfrutar de su hobby, o en muchos casos profesión, la única opción eran torres de gran tamaño ya que los portátiles se solían quedar cortos a la hora de incorporar los componentes necesarios para poder ejecutarse con altos niveles de exigencia.

Ahora la capacidad de elección del gamer, y del usuario en general, es mucho más amplia, con equipos en casi todas las categorías y que no se limitan a un único uso.

La compra de un equipo gaming está muy lejos de ser un capricho o una compra realizada fruto de un impulso.

OMEN marca perteneciente a HP, y una de las más valoradas por el público en general, ha visto cómo sus equipos han dejado de ser únicamente pensados para quedarse fijos en una habitación. El HP OMEN 15, un portátil de 15 pulgadas pero de sólo dos kilos y medio, es una buena muestra. Con un diseño elegante y fino, es lo suficientemente ligero como para poder llevarlo a cualquier sitio y llevar la pasión por los egames a cualquier lugar.

OMEN Command Center es el encargado de adaptar el uso de un equipo en función de para qué lo estemos utilizando

La versatilidad de estos equipos no se encuentra sólo en el hardware. El software OMEN Command Center es el encargado de adaptar el uso de un equipo en función de para qué lo estemos utilizando. Por ejemplo, si estamos jugando durante varias horas a una partida que exige mucho rendimiento, adaptará las revoluciones del ventilador para enfriar más rápido los componentes. En cambio, si estamos realizando labores de ofimática o visitando páginas de Internet, rebajará las revoluciones para que el consumo sea más eficiente y más duradero.

###¿Qué aspectos debe reunir un buen equipo de alto nivel?

Son varias las características que influyen en el rendimiento de un buen equipo. En primer lugar, la familia de procesadores. Intel se ha posicionado como el fabricante más importante a nivel mundial de procesadores para equipos, tanto portátiles como de sobremesa. En el caso el nuevo HP OMEN 15 cuenta con diferentes configuraciones de su chip de novena generación que asegura el rendimiento fluido y seguro durante la ejecución de cualquier tarea, tanto mientras jugamos a por ejemplo CoD o incluso si necesitamos editar un vídeo en 4K.

El segundo aspecto importantísimo es el almacenamiento. El OMEN 15, como no podía ser de otro modo, cuenta con una unidad SSD PCI que ayuda tanto a un arranque increíblemente rápido como a la carga de procesos complicados de un juego o un programa exigente. Para aumentar aún más la capacidad, se combina con un disco duro HHD con el que obtendremos espacio de sobra para almacenar todas nuestras partidas o datos.

El tercer aspecto importante es la RAM, encargada de potenciar el rendimiento de todo el equipo, desde un juego a la multitarea donde el equipo necesita estar en condiciones óptimas. La configuración básica del OMEN 15 incluye una memoria RAM DDR4 de 32 GB. Algo a la altura de muy pocos.

###La importancia de los periféricos

Si además de nuestra pasión para jugar, tenemos que usar nuestro ordenador para actividades más visuales, como diseño gráfico o edición de vídeo, no sólo necesitamos un equipo potente, sino también una serie de periféricos que mejoren la experiencia.

En estos casos, el monitor resulta una pieza clave. Cuando busquemos el idóneo para nuestra situación, tendremos que prestar especial atención a algunas características como la tasa de refresco o el tipo de panel. Si echamos un vistazo al catálogo de productos de OMEN, vemos como el monitor OMEN 27i tiene una tasa de hasta 165 Hz, con un tiempo de respuesta de 1ms. Este aspecto resulta clave si por ejemplo estamos jugando online y necesitamos que la latencia sea la menor posible.

El ratón es la segunda pieza clave para cualquier usuario de ordenadores portátiles. Los trackpad son útiles pero si estamos usando nuestro equipo por ejemplo con una extensa hoja de datos, necesitamos tener una mayor precisión en nuestro ratón. Además, el diseño ayuda notablemente a reducir el cansancio por el uso e incluso a evitar lesiones.

El nuevo ratón óptico Photon OMEN de HP ofrece multitud de opciones de personalización gracias a sus 11 botones físicos. Gracias a su tecnología Inalámbrica Proactiva de 2,4GHz, tiene un tiempo de respuesta de tan solo 0,2ms.

Por último, podremos olvidarnos de la carga de su batería con la alfombrilla OMEN Outpost Mousepad, compatible con la tecnología de carga inalámbrica Qi y que carga la batería del ratón en sólo 2,5 horas. También es apta para todo tipo de teléfonos que incluyan ese estándar.

En resumen: los equipos gaming han dejado de ser considerados los “bichos raros” de la informática y se trata de una magnífica opción si queremos un equipo potente y con las mejores características técnicas. Además, también son perfectos si necesitamos un ordenador todoterreno, que sirva tanto para las largas horas de trabajo como para las largas partidas. ¿Por qué tendríamos que elegir si podemos tenerlo todo?

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.