Elon Musk, durante la conferencia con inversores que se realiza durante la presentación de resultados trimestrales ha calificado como fascismo las medidas de cuarentena en casa para intentar desacelerar el contagio del coronavirus en algunas regiones de Estados Unidos.

Estamos un poco preocupados de no poder reiniciar operaciones en Fremont y eso debería ser identificado como un alto riesgo. La extensión de la cuarentena, o como lo llamamos nosotros, el encarcelar a fuerzas a las personas en sus casas, en contra de sus derechos constitucionales, es en mi opinión, quebrantar las libertades de las personas en formas que son horribles e incorrectas. No es la razón por la cual las personas vinieron a América a formar este país.

Si alguien quiere quedarse en casa, perfecto. Deberían quedarse en casa y deberían entender que no deben salir. Pero decir que si lo hacen, serán arrestados, es fascismo. No es democrático, No es libertad. ¡Devuelvan la libertad a las personas!

Un minuto más tarde después de decirlo, alguien cortó la comunicación. Se desconocen los motivos, si se debió a un fallo técnico o el equipo de relaciones públicas de Tesla tomó una decisión deliberada para intentar controlar el caos que causarían las declaraciones del CEO.

Las desafortunadas declaraciones de Elon Musk tienen raíz en el hecho que la fábrica más importante de Tesla está cerrada debido a la cuarentena impuesta en algunas ciudades de California, incluyendo Fremont, donde está ubicada.

El fabricante de automóviles eléctricos peleó la medida durante una serie de idas y venidas de declaraciones y documentos, pero finalmente tuvieron que cumplir con el mandato. Aún así, la semana pasada, han ordenado a algunos empleados a volver a trabajar en la planta.

Originalmente la cuarentena acabaría el próximo lunes 4 de mayo pero autoridades locales han ordenado su extensión hasta finales del mes, es decir: Tesla estaría dos meses sin fabricar coches en Estados Unidos.

Musk asegura que Tesla es capaz de aguantar la tormenta económica causada por tener la Gigafactory de Fremont detenida durante todo ese periodo de tiempo, pero que empresas más pequeñas no correrán con la misma suerte. "Todo lo que han construido durante toda su vida está siendo destruido en tiempo real […] Creo que muchas personas estarán y están furiosas por lo que está sucediendo".

No es la primera y probablemente no será la última declaración controversial que Elon Musk haga sobre las medidas que se están tomando alrededor del mundo para detener el contagio del coronavirus. Las críticas no se limitan a los efectos económicos que puede tener la cuarentena, sino que se extienden a la pseudociencia y eso es sumamente peligroso si tomamos en consideración la influencia inmensa que tiene sobre millones de personas.

Algunos de los momentos más desafortunados de Musk en Twitter incluyen:

  • Decir a inicios de marzo que el pánico al coronavirus es una tontería.
  • Asegurar que tan solo el 12% de las muertes en Italia durante la pandemia tienen relación con el coronavirus.
  • Promocionar un video peligrosísimo que YouTube ha eliminado donde aparecen dos doctores usando argumentos falaces y teorías conspirativas para defender que no se active la cuarentena en Estados Unidos
  • Promocionar un estudio falso, tan falso que Google Docs y Twitter lo han eliminado, donde se argumentan los beneficios de la cloroquina como tratamiento al coronavirus
  • Promocionar estudios que sugieren que doctores están inflando números de casos positivos por coronavirus para recibir sueldos más altos

Además Musk predijo que el nivel de contagio por coronavirus dentro de Estados Unidos sería leve, y que de acuerdo a la tendencia que observó el 19 de marzo, para finales de abril se darían prácticamente cero casos diarios. Pero en la actualidad el país reporta unos 25 mil contagios diarios con picos de 34 mil y 36 mil el 9 y 24 de abril, Han muerto más de 50 mil personas hasta la fecha en el país.

Más en Hipertextual