En este episodio, llamado "Morning Star", los protagonistas de The Walking Dead se enfrentaron a una serie de pruebas difíciles y nos deja con un nudo en la garganta por todo lo que están pasando. Acá repasamos todo lo sucedido en el capítulo 10x11 de esta serie basada en los cómics de Robert Kirkman.

Te recordamos no seguir leyendo si no has visto el episodio.

Sabemos bien que en The Walking Dead es muy importante lo que se cuenta, pero también el cómo se cuenta. Y el nuevo episodio de la temporada 10 lo demuestra. Con una dirección excelente por parte de Julia Ruchman y Vivian Tse, el dramatismo y el tratamiento cinematográfico de las peleas se elevó al máximo con escenas muy interesantes y secuencias que nos recuerdan que la vida es un instante, más en una situación extrema como la que viven nuestros protagonistas.

Así pues, con este plus especial por las jóvenes directoras vimos como las comunidades se prepararon para enfrentar el ataque de los Susurradores. De hecho antes de la secuencia de títulos vimos como Beta está captando aceite de los árboles y cómo todos los de este grupo liderado por Alpha se encuentran en faenas antes de la batalla. Por su parte Alpha y Negan tienen sus propios asuntos, infligiéndose mutuamente castigo físico en los antebrazos. El exlíder de los Salvadores obedece todo lo que le pide Alpha, no sin su característico tono socarrón, ¿a qué estará jugando Negan?

A los que se les vino el día negro fue a los de Hilltop, a pesar de que trataron de salvar a los niños y los más vulnerables de la comunidad, no lo logran pues encontraron a sus vigías muertos y ya no se atrevieron a avanzar. Así que, con todos y los más débiles detrás de los muros se prepararon para el contraataque. Gamma llegó con Aaron a Hilltop e intentó saludar a su pequeño sobrino, sin embargo no se lo permiten. De igual forma la exSusurradora está ante la prueba final de su lealtad.

La que no encuentra consuelo es Carol. Luego de ser la responsable de que Connie y Magna estén atrapadas bajo tierra, Daryl le dirige la palabra y la evita a toda costa. Poco después vemos que Carol busca a Ezekiel, quien por fin le revela que tiene cáncer. Ambos están rotos y se reconcilian, aunque ya no sabemos qué puede pasar con Carol o siquiera si alguno de Hilltop volverá a ver la luz del día.

Otra reconciliación que vivió el rey Ezekiel fue la que tuvo con el mismísimo Daryl. Ambos se hablan de frente y se dan la mano, reconociendo que están en el mismo bando y pelean por los mismos ideales. Las cosas quedan más claras y poco después vemos a Carol acercase a Daryl, con lágrimas en los ojos y la voz cortada le pide que no la odie, a lo que el motorista del apocalípsis le contesta: "Nunca podrá odiarte" y se aleja de ahí, con lo que le deja muy en claro que ya no tendrá más oportunidades con él, que se le acabaron para siempre.

Cuando cae la noche se dan cuenta de que la terrible y enorme horda se acerca y todos toman sus puestos. Han preparado algunas trampas y vallas de contención para mermar a los caminantes, sin embargo, son muchísimos y pronto tienen que combatirlos uno a uno. Los trucos de los Susurradores apenas habían comenzado, pues Beta utilizó el aceite de los árboles para incendiar a los de Hiltop y encerrarlos entre dos líneas de fuego.

Las cosas lucen muy complicadas para los protagonistas y es ahí donde nos deja el episodio. Eso sí, existe la posibilidad de que llegue ayuda extra, pues se mostró de forma muy sutil que Judith habla con alguien por el walkie, ¿Michonne? Nadie más puede ser ¿o sí?

Josh McDermitt as Dr. Eugene Porter, Ross Marquand as Aaron, Christian Serratos as Rosita Espinosa, Dan Fogler as Luke - The Walking Dead _ Season 10, Episode 11 - Photo Credit: Jace Downs/AMC

Un elemento muy interesante es el hilo de Eugene y la enigmática Danielle. En un momento Rosita entra al cuarto de comunicaciones del smarty pants este y habla por la radio, del otro lado nadie contesta y Eugene pierde la calma, se pone pálido y corre a Rosita —recordemos que Danielle le dijo a Eugene que si alguien más de su comunidad se enteraba de que hablaban ella le dejaría de hablar para siempre, pues su comunidad es muy recelosa con su seguridad. Más tarde Eugene y Rosita hablan y ella lo obliga a que luche por esa chica que, como es evidente, tienen tanto en común y le gusta. Eugene lo consigue cantando "When the Wild Wind Blows" de Iron Maiden, la chica le responde luego de un pequeño y eterno silencio. Sin duda parecen uno para el otro. Esta escena aunada a la víspera de la batalla contra los Susurradores es muy emotiva y un deleite visual. Algo que nos encanta ver en The Walking Dead.

Con muchas dudas esperamos el siguiente episodio, el 10x12, llamado "Walk with Us".