Frontal del realme 6
– Mar 31, 2020, 11:54 (CET)

realme 6, análisis: pantalla a 90 Hz y versatilidad fotográfica al peso para despuntar en la gama media

El nuevo smartphone realme 6 repite la fórmula ya vista anteriormente por parte de la marca: especificaciones interesantes a precio reducido.

Con medio mundo pendiente de lo que ocurre con la pandemia del coronavirus (COVID-19), el ritmo de lanzamientos de productos tecnológicos no desciende por parte de los fabricantes, que continúan presentando sus nuevas creaciones. Si hace apenas unos días era Xiaomi quien mostraba sus esperados Mi 10 y Mi 10 Pro, en esta ocasión es su compatriota realme la que toma el testigo para dar a luz a la siguiente ronda de terminales.

El realme 6 es uno de esos dispositivos que, según uno lo ve, sabe que es hijo de su tiempo: frontal prácticamente despejado en su totalidad, exceptuando una pequeña "barbilla" en la parte inferior; una cámara para selfies integrada en la pantalla, a modo de perforación en su esquina superior izquierda; una trasera con un tono degradado que muestra diferentes reflejos según incida la luz; y una cámara, también en dicha zona, compuesta de cuatro lentes para ofrecer una notable versatilidad fotográfica.

Así pues, es un smartphone que toca todos los palos necesarios para poder medirse a los principales terminales del mercado en su rango de precio que uno puede encontrar en este momento, los cuales ofrecen un compendio de características similar. La cuestión que queda remanente ante tal despliegue de bondades para discernir si es un dispositivo al que merezca la pena acercarse con adquisitivas intenciones o no, por consiguiente, es cómo de bien –o mal– se comportan estas en un uso cotidiano.

realme 6
Pantalla 6,5 IPS LCD FHD+
Procesador MediaTek Helio G90T
RAM 4,8 GB
Memoria 64, 128 GB
Cámara principal 64 MP f/1.8 + 8 MP f/2.3 (gran angular) + 2 MP f/2.4 (macro) + 2 MP f/2.4 (profundidad)
Cámara frontal 16 MP f/2.0
Batería 4.300 mAh con carga rápida 30 W
Biometría Sensor de huellas lateral
NFC
Sistema Android 10
Lanzamiento 31 de marzo
Precio Desde 219 euros

Realme 6: una pantalla para ser disfrutada

Con sus 6,5 pulgadas de pantalla, lo primero que se ha de tener en cuenta con el realme 6 es que no se trata de un smartphone pequeño. Tampoco liviano, pues su peso total asciende a los 191 gramos, haciendo que sea, en conjunto, un terminal que para muchos puede no resultar del todo fácil operar con una sola mano.

Su desbloqueo se efectúa mediante un sensor de huellas dactilares integrado en el botón de encendido, el cual es lo suficientemente rápido y fiable como para no echar en falta uno situado bajo la pantalla o en su parte trasera. Así mismo, existe la posibilidad también de un desbloqueo facial usando su cámara frontal.

A pesar de ello, no obstante, la sensación que transmite el dispositivo es bastante buena, a pesar de que queda delatado su precio por ese tacto plástico que transmiten los componentes en los que está rematado su cuerpo. No supone ningún problema, pues es uno de los aspectos que repercuten de manera positiva en el precio, pero sí extraña que su peso total sea tan elevado sin hacer uso de otros materiales de construcción más pesados.

Pantalla del realme 6 con un artículo de Hipertextual
Imagen: Luis del Barco.

Volviendo a su pantalla, destacada de esta que es LCD IPS y que dispone de una tasa de refresco de 90 Hz. No es, para nada, habitual encontrar este tipo de especificación en un terminal de una talla de la del realme 6, por lo que es de agradecer que la marca haya apostado por ella. Lo notarán, de manera muy especial, aquellos más proclives a los videojuegos, cuya experiencia será en este dispositivo algo mejor que en otros de su competencia más directa.

Disney Plus

Ahondando en su interior se encuentra una memoria RAM que oscila entre los 4 y los 8 GB y un almacenamiento de entre 64 y 128 GB (según versión). Quedan acompañados por un procesador MediaTek Helio G90T que, a pesar de no ser tan avanzado como el presente en otros modelos de gama media, sí es más que suficiente para ofrecer una experiencia fluida y correcta en el conjunto de acciones que podamos realizar con el dispositivo, desde la simple consulta de redes sociales hasta disfrutar de juegos exigentes.

Todo lo anterior termina redondeado por una batería de 4.300 mAh con carga rápida de 30 W. Nuevamente, no es demasiado frecuente encontrarse con opciones así en gamas de precio contenido, por lo que poder disponer del smartphone totalmente cargado en cerca de una hora es un aspecto que muchos valorarán muy positivamente en su contexto diario.

Una versatilidad conocida

Trasera del realme 6
Imagen: Luis del Barco.

El realme 6 cumple en su apartado fotográfico con las exigencias que los propios fabricantes han ido poniendo en el mercado con el paso del tiempo. Así, su cuádruple módulo trasero ofrece, además de un sensor principal de 64 megapíxeles, un gran angular, un macro y sensor dedicado a medir la profundidad, de modo que se puedan obtener mejores resultados cuando se dispara en modo retrato, por ejemplo. Por su parte, la frontal se compone de una única apuesta de 16 MP.

Los resultados que hemos podido obtener con la misma son mixtos, destacando de manera muy especial lo que consigue ofrecer el smartphone en condiciones de buena luminosidad frente a lo que da cuando estas se transforman en otras menos óptimas. Así, hechos como que el recorte del modo retrato y la interpretación de la profundidad en estas fotos sea ciertamente buena; o que las tomas con el macro se puedan conseguir con eficacia en la práctica totalidad de los disparos es algo que se aprecia en el uso diario del mismo.

Se echa de menos poder disponer, ya que el aglutinamiento de opciones es una de las enseñas, de un zoom óptico y no digital, que permitiese extraer algo más de detalle que el digital. De igual modo, si bien el modo retrato permite extraer resultados correctos en su cámara frontal, se muestra meridiano que no es uno de sus fuertes en términos de recorte limpio.

Vale la pena señalar que el modo noche, presente en este smartphone como en tantos otros, no ofrece unos resultados que permitan destacarlo por encima de la utilización de aquel que viene por defecto. Si bien es cierto que en determinadas situaciones puede ayudar a salvar la papeleta a base de granulado, lo cierto es que en las situaciones donde de verdad debería demostrar su potencial se muestra poco efectivo en términos generales.

El realme 6 es un dispositivo, que se sitúa en un lugar interesante de entre los muchos que se pueden encontrar en la gama media actual por el precio al que llega. Partiendo de un modelo base que está cerca de los 200 euros, disponer de un rendimiento notable, pantalla a 90 Hz y opciones como NFC lo sitúan en un lugar privilegiado, donde no hay muchas apuestas que brillen de igual modo.