El tema de limpieza y desinfección siempre ha estado presente en la sociedad, aunque ha sido la pandemia del coronavirus quien nos obligó a prestarle la atención debida. Mientras las personas hacen caso a las recomendaciones habituales de lavarse las manos, limpiar gadgets y otros rincones del hogar, otras industrias buscan abordar el tema con seriedad.

Una de estas es la de aviación, en la que se ha presentado un nuevo proceso de desinfección de aeronaves. La empresa Duncan Aviation implementó un servicio en sus tres plantas de Estados Unidos, en donde cada avión que llega a servicio es limpiado con un desinfectante de grado hospitalario con la ayuda de una unidad portátil.

Lo interesante de este método es que puede controlarse a distancia, solo basta colocar la unidad con el desinfectante en el piso del pasillo y un sistema a base de aerosol se encargará del resto. El proceso tiene una duración aproximada de 20 minutos y es posible realizar una limpieza manual con la ayuda de un aplicador que rociará la solución en zonas difíciles, como los baños.

La solución ha sido aprobada por la Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA) y de acuerdo con Duncan Aviation, es 100% biodegradable y no tiene efectos nocivos para las personas, superficies e instrumentación de los aviones. El único inconveniente es que de momento solo cuentan con una sola unidad y para efectuar la desinfección el avión tendría que acudir a una de sus instalaciones.

Una solución al proceso de limpieza y desinfección actual

La empresa anunció que posteriormente se desplegarán más unidades, aunque no confirmó si existen planes de ofrecerla directamente en el aeropuerto. De hacerlo, el proceso de limpieza y desinfección de aviones se simplificaría y abarcaría más allá de la cabina de primera clase, que suele ser prioridad para las aerolíneas.

La limpieza de aviones varía en profundidad. En el nivel más básico el personal recoge la basura y artículos de asientos y limpia con un paño la mesa de servicio, así como los baños. Los asientos y reposabrazos no corren con la misma suerte y es ahí donde llegan a albergarse bacterias como la Escherichia coli y Streptococcus pyogenes.

La tripulación tiene un espacio de 40 minutos para lograrlo, aunque a veces estos tiempos se reducen debido a retrasos en los vuelos o a que la aerolínea trata de optimizar el tiempo. En una entrevista con BBC, Adam Taylor, vicepresidente de Air Serv, dice que una limpieza a fondo no toma más de cinco horas y ocurre en periodos definidos por cada aerolínea (Lufthansa cada 500 horas de vuelo o Singapore Airlines una vez al mes).

No cabe duda que el coronavirus provocará cambios importantes en diversas industrias y la aviación ya es una de las más afectadas. Con el 90% de su flota en tierra, muchas aerolíneas tendrán tiempo para replantearse algunos procesos a futuro y uno de ellos tendrá que ser la desinfección de los aviones. Después de una pandemia será necesario garantizar la salud de todos los pasajeros, no solo aquellos que pagan por el boleto más costoso.

👇 Más en Hipertextual