El pasado 25 de febrero Kacper Wierzchos anunció en su perfil de Twitter que la Tierra, gracias a su gravedad, había atrapado un pequeño satélite que ahora orbita a nuestro alrededor.

No parece que se vaya a quedar en nuestro cielo más allá de unos meses, pero aprovechando que está aquí, el Observatorio Internacional Gemini, ubicado en la cima del volcán Mauna Kea de Hawái, ha decidido fotografiarlo.

Los investigadores del proyecto Catalina Sky Survey financiado por la NASA, en el estado de Arizona, Wierzchos y su compañero, Teddy Pruyne, vieron este objeto el pasado día 15. El objeto ha sido llamado 2020 CD3 y mide entre 1,9 y 3,5 metros de diámetro .

Pero desde el Observatorio Gemini también han fotografiado este satélite. El astrónomo principal de las observaciones, Grigori Fedorets, indica que podría tratarse de «un raro objeto rocoso natural». No obstante, no descartan que pueda ser «algo que los humanos pusieron en el espacio hace décadas», vamos, que también puede ser basura espacial, según un comunicado de prensa del Laboratorio nacional de investigación de astronomía óptica–infrarroja de la Fundación de ciencia nacional de los Estados Unidos.

En el caso de que sí fuera de origen natural, como un asteroide, por ejemplo, entonces se trataría del «segundo satélite rocoso» que orbita alrededor de la Tierra además de la Luna. «El otro cuerpo, descubierto en 2006, ha sido expulsado de la órbita terrestre», indican desde el laboratorio.

¿Qué se ve en la imagen de 2020 CD3?

The international Gemini Observatory/NSF’s National Optical-Infrared Astronomy Research Laboratory/AURA/G. Fedorets

Esta imagen fue obtenido el pasado 24 de febrero y en ella se muestra un pequeño punto de luz contra las estrellas que se mueven: «Las estrellas aparecen movidas porque este objeto se mueve en relación con las estrellas de fondo y el telescopio Gemini North de 8 metros estaba rastreando este objeto«, dijo Fedorets. Además, según señala el experto en el comunicado de prensa, es difícil seguir objetos en movimiento como este con un gran telescopio como Gemini.

“Obtener las imágenes fue una lucha para el equipo de Géminis porque el objeto se está volviendo menos luminoso a medida que se aleja de la Tierra. Se espera que sea expulsado de la órbita de la Tierra por completo en abril», comenta John Blakeslee, Jefe de Ciencia del Observatorio internacional de Géminis.

Por otra parte, tanto el astrónomo como su equipo, están «haciendo todo lo posible» para obtener más datos sobre el objeto para determinar su naturaleza. «Las observaciones adicionales para refinar su posición nos ayudarán a determinar la órbita de este objeto misterioso y su posible origen», dijo Fedorets. Un tema que se tiene que tener en cuenta para saber más sobre de qué está hecho es la reflectividad, ya que los cuerpos rocosos tienen niveles más bajos en comparación con «propulsores de cohetes gastados», concluyen.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.