El reciente brote de coronavirus ha llevado a la gente a extremar precauciones en todos los frentes. Uno de ellos es el teléfono móvil, un dispositivo con el que convivimos todo el tiempo. Ante eso Apple ha actualizado la página de "Cómo limpiar los productos Apple" añadiendo que es posible usar toallitas desinfectantes en los dispositivos de la empresa.

La página de soporte de Estados Unidos incluye un apartado que dice:

¿Está bien usar un desinfectante en mi producto Apple?

Con una toallita con alcohol isopropílico al 70 por ciento o toallitas desinfectantes Clorox, puede limpiar suavemente las superficies duras y no porosas de su producto Apple, como la pantalla, el teclado u otras superficies exteriores. No use lejía. Evite que entre humedad en cualquier abertura y no sumerja su producto Apple en ningún agente de limpieza. No lo use en superficies de tela o cuero.

El párrafo se une a la lista de consejos generales que aplican para todos los productos de Apple, entre la que se recomienda mantener los líquidos alejados del producto y evitar el uso de aerosoles, disolventes o líquidos abrasivos. De momento esta información solo está disponible en inglés, ya que las páginas de soporte de España y México no han sido actualizadas.

De acuerdo con CNBC, esta es la primera vez que Apple acepta el uso de limpiadores, algo que anteriormente rechazaba ya que podría dañar el recubrimiento especial de la pantalla que evita que sea un imán de huellas dactilares.

Para limpiar el iPhone o cualquier otro dispositivo con una toallita desinfectante primero tendremos que apagarlo y desenchufarlo de la corriente. Posteriormente, pasar el paño con movimientos suaves, evitando que la humedad entre por las aberturas.

Es importante mencionar que no deberemos usar paños empapados con cloro u otros limpiadores y tampoco rociar el desinfectante directamente en el móvil.

Si bien el cambio llega por el coronavirus, valdría la pena adoptar la costumbre de usar toallitas desinfectantes en el móvil de manera constante. Durante los últimos años hemos visto decenas de estudios que confirman que la pantalla de un smartphone puede tener 10 veces más bacterias que un baño público para hombres.