– Feb 21, 2020, 16:03 (CET)

Un repaso por el legado de Indiana Jones

Hacemos un repaso por los muchos aspectos que ha influido la saga de Indiana Jones en sus 30 años de existencia. Aspectos, como veremos, que no solo competen al cine o a la cultura popular.

En junio de 1981 debutaría en los cines una película llamada Raiders of the Lost Ark, la cual no solo sería un éxito en taquilla, sino que se convertiría en la base de una franquicia que, luego de más de treinta años, sigue dando frutos. El personaje principal de dicha cinta se convertiría en un referente en la cultura popular. Más tarde, el título sería cambiado al de Indiana Jones: Raiders of the Lost Ark (Indiana Jones y los cazadores del arca perdida, en español), como parte de una de las sagas más icónicas y queridas del cine.

La saga de Indiana Jones es una más de las que los años ochenta dejaría para la posteridad; no es para menos, pues fue creada por dos gigantes del mundo del entretenimiento: George Lucas y Steven Spielberg. Cuenta la leyenda que en 1973 ambos se encontraban de vacaciones en Maui, Lucas se retiró a descansar tras el éxito de Una nueva esperanza y Spielberg venía de realizar Encuentros cercanos del tercer tipo. Ahí, Spielberg le comentó al otro que tenía interés en hacer una película de James Bond pero Lucas le dijo que tenía "una idea mejor" y fue cuando le presentó lo que catalogó como "una película de James Bond pero sin sus dispositivos de espionaje".

Al principio Lucas llamó a su personaje Indiana Smith, sin embargo, le cambió su nombre por el más que conocido, Indiana Jones. Cuando le presentaron el proyecto a Paramount Pictures, el estudio acordó con los cineastas la realización de cinco películas, y como no, si estaban ante dos de los directores más prometedores de la época, sobre todo en un rubro importantísimo para cualquier estudio: los resultados taquilleros. No se equivocaría, pues la franquicia ha recaudado en total unos 2 mil millones de dólares en su taquilla a nivel mundial.

Una de las curiosidades que más llama la atención sobre la confección de Indiana Jones es la del casting de Harrison Ford. Y es que a estas alturas de la saga nos será imposible imaginarnos al famosísimo arqueólogo interpretado por otro actor. Originalmente Spielberg sugirió a Ford como su protagonista pero Lucas se rehusó, según se dice porque no quería que se convirtiera en su propio "Bobby De Niro", el mote con el que se hacía referencia al hecho de que Robert De Niro trabajaba con regularidad —y lo sigue haciendo— con Martin Scorsese. Para entonces Ford había participado en las películas de Lucas: American Graffiti, A New Hope y The Empire Strickes Back.

Debido a la renuencia de Lucas, tuvieron que hacer casting del que fue seleccionado Tom Selleck, que para ese entonces contaba con bastante fama por su participación en la conocida Magnum, P.I. Sin embargo, Universal se negó a dejar trabajar al actor en otro proyecto porque no quería que se interpusiera en la serie protagonizada por Selleck. Así que Lucas y Spielberg se volvieron a quedar sin actor principal, por lo que este último volvió a insistir en Ford y ya sabemos, "el resto es historia".

Más que un suceso taquillero

Las ganancias de la franquicia de Indiana Jones en taquilla son impresionantes. Incluso la infame Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal, realizada en 2008 y considerada la menos querida de la saga, logró buenos números a nivel internacional a pesar de que en Estados Unidos no le fue tan bien como se esperaba. Pero más que las taquillas, más que un icónico héroe del cine o de ser indiscutiblemente una saga exitosa, Indiana Jones ha dejado un legado que no solo compete al séptimo arte o a la cultura popular, sino a otros ámbitos, como veremos a continuación.

Son muchas las discusiones que existen sobre el personaje o personajes de la vida real que inspiraron el personaje de Indiana Jones. Lucas se habría inspirado en los seriales televisivos de los años treinta y cuarenta para sus proyectos, es decir, para Las aventuras de Indiana Smith, un intrépido arqueólogo envuelto en numerosos peligros y el otro en un western espacial. Aunque muchos han asegurado encontrar al "verdadero Indiana Jones" lo cierto es que ni Lucas ni Spielberg han confirmado a nadie. Sin embargo, es de notar lo mucho que mueve e inspira nuestro querido Indy.

Respecto al cine y la forma de construir películas de acción y de aventuras la saga de Indiana Jones dejó marcada una huella que sigue vigente. El suspenso, las secuencias de escape, las ingeniosas peleas y demás del doctor Jones están ya indelebles en el imaginario colectivo. Los puzles que resuelve el explorador con los cuales devela los enigmas más grandes de la historia de la humanidad causaron una atracción enorme, pero, como decíamos líneas arriba, no solo a nivel ficción o de entretenimiento, sino en la misma arqueología. Y es que el personaje de Indiana Jones y sus emocionantes aventuras dotó a la arqueología de un auge inesperado, a tal grado que Ford fue elegido en 2008 a ser parte de la Junta de directores del Archaeological Institute of America, en principio por su trabajo como Indiana Jones, así como su propio interés personal en esta ciencia. Es en este punto en donde podemos reconocer el gran legado de las películas de Indiana Jones, pues sus aventuras influyeron a muchos de los hoy profesionistas en la arqueología y cambió el rostro de una ciencia ante el público de a pie.

No es exagerado decir que hay películas que nos desvelan cosas fascinantes más allá de la ficción. En el caso de Indiana Jones no dejan de ser sorprendentes las aventuras inspiradas en hechos de la vida real. Por ejemplo, el Arca de la alianza ha sido un objeto que ha causado interés a lo largo de la historia, pues según se trata de un cofre diseñado por Dios que habría estado en el Templo de Jerusalén construido por Salomón y que, de acuerdo a la tradición, está en custodia en la Iglesia de Santa María de Sion en Aksum, Etiopía. En la primera película de la saga el codiciado cofre está en un lugar oculto en Tanis, Egipto y es el objeto de interés de la trama.

Otro aspecto de la vida real que fue ficcionado en la saga de Indiana Jones es la secta de thuggee, o de Los Estranguladores, de la India, que tanta relevancia tiene en Indiana Jones y el templo maldito. En la vida real esta secta floreció en la India de la época colonial y se le considera como la primera mafia del mundo, además, ejecutaban sangrientos sacrificios a la diosa Kali. Por otro lado, el Santo Grial, eje de la trama de Indiana Jones y La última cruzada se inspiró en el verdadero interés de los nazis por esta reliquia, interés que buscaba justificar con evidencias arqueológicas la supuesta superioridad de la raza aria. Incluso Hitler construyó un sitio en donde recibir dicha reliquia, una vez que la encontrara la Ahnenerbe, organización creada en 1935 con el objeto promover y ejecutar la divulgación científica que apoyara la ideología nazi.

Así pues además de lo mucho que hemos aprendido, de lo que nos hemos divertido y de lo que, en fin, ha legado la saga de Indiana Jones, como que la clasificación PG-13 que fue creada gracias a la película Indiana Jones y el templo maldito y mucho más, las aventuras de este arqueólogo no han terminado. Como sabemos, ya se trabaja en una quinta entrega con Harrison Ford como el querido Indy y Steven Spielberg como director, aunque esta vez ya bajo el techo de Disney, pues LucasFilm fue adquirida por la compañía en 2012. El rodaje comienza el próximo mes de abril y se espera que sea estrenada en julio del 2021.