El Autopilot de Tesla empezará a detectar baches en la ruta y los guardará en mapas para que otros coches también los eviten, de acuerdo a Elon Musk.

Será parte de las mejoras que los coches deben de tener para avanzar en la conducción autónoma total: el poder reaccionar de forma adecuada ante diferentes eventualidades en la vía.

Cosas como baches o huecos en calles o carreteras son cosas que un humano puede evitar de forma natural pero un sistema de conducción autónoma probablemente no, por lo que Tesla planea empezar a crear mapas con este tipo de casos, una vez detectados, y así enseñar a toda su flota —por medio de redes neuronales— a sortearlos.

Durante una entrevista en Third Row Podcast, Elon Musk explicó que han reescrito todo el código del Autopilot para adaptarlo al Hardware 3.0 o FSD Computer, agregando, entre muchas otras cosas, el etiquetado en tres dimensiones para "pintar" una ruta usando las ocho cámaras del coche y mejorar en dos a tres grados de magnitud la eficiencia y exactitud del sistema de conducción autónoma.

Cuando le preguntaron al CEO de Tesla, por la posibilidad de usar el etiquetado en tres dimensiones para detectar baches en la ruta y guardarlos en mapas para que otros vehículos de la compañía los eviten, el CEO dijo que sí, que se puede hacer.

Una vez activo el nuevo código de Autopilot y hecho el retrofit del Hardware 3.0 a todos los vehículos que lo soporten, veremos una mejora muy significativa del sistema de conducción autónoma de Tesla.

Así es cómo Tesla mejora sus coches con actualizaciones de software