Tan solo 90 segundos después del despegue, el cohete volaba por los aires. SpaceX, la empresa aeroespacial de Elon Musk, ha realizado la última gran prueba para poder llevar a astronautas a la Estación Espacial Internacional (ISS, por sus siglas en inglés) y, en un futuro, a la Luna, Marte o... ¿más allá?

Este domingo ha tocado una de las últimas pruebas necesarias antes de ponerse al servicio de la NASA: ha hecho explotar el un Falcon 9 con una cápsula Crew Dragon para saber qué tal funciona el sistema de expulsión de los astronautas en caso de que se produzca un accidente. Al tratarse de una prueba, por supuesto nadie iba a bordo del cohete. No ha corrido la misma suerte el propio cohete, que ha tenido que ser sacrificado por el bien mayor.

El Falcon 9 se lanzó a las 10:30 hora local (15:30 GMT) desde Cabo Cañaveral en Florida (Estados Unidos). Todo salió tal y como esperaban desde la compañía de Elon Musk: "Crew Dragon se separó del Falcon 9 durante la prueba de hoy, que verificó la capacidad de la nave espacial para llevar a los astronautas a un lugar seguro en el improbable caso de una emergencia en el ascenso", explicaron este domingo en su perfil de Twitter.

Cuándo empezará SpaceX a enviar astronautas a la ISS

Ahora que SpaceX ha completado esta prueba, ¿cuánto tardaremos en ver una misión con astronautas dentro? Parece ser que la compañía ya tiene una respuesta. La fecha está por escoger, pero lo más probable es que se trate de algún momento entre abril y junio de este mismo año, según recogen en Engadget. Desde SpaceX apuntan que están "muy seguros" de que el hardware estará listo en el primer trimestre, "muy probablemente" en febrero.

Esta última gran prueba era esencial antes de que comenzaran a enviarse vuelos tripulados. Ahora, solo queda esperar que no haya más retrasos y podamos ver entre abril y junio despegar un Falcon 9 tripulado.

👇 Más en Hipertextual