Instagram lleva un tiempo buscando fórmulas para reducir la presión social de sus usuarios, el mundo impostado de la aplicación, con movimiento como la eliminación del contador que de me gusta o cambios en el explorer y el contenido relativo a bulos, medicamentos, anorexia o bulimia, entre otros.

Ahora la compañía quiere ir una paso más allá con el contenido que publican muchos de las grandes influencers que, ayudados por las herramientas de retoque fotográfico como Adobe Photoshop u otras herramientas, generan imágenes que no son reales. En este sentido, Instagram quiere contar por lo sano y a partir de ahora ocultará las imágenes retocadas de forma excesiva bajo la etiqueta de “Información falsa o errónea”.

instagram photoshop

Desde Instagram apuntan a que el sistema que han implementado para esta tarea utiliza "una combinación de comentarios de nuestra comunidad y tecnología". En este sentido, una vez que la tecnología detecta una posible foto muy retocada (o manipulada), el sistema la pasa a verificadores independientes.

Si esos verificadores de datos determinan que una foto es falsa, se oculta detrás de un mensaje de advertencia antes de que alguien pueda verla, un sistema similar al que ya emplea Facebook en la red social para ocultar el contenido marcado como falso tras una advertencia.