– Ene 6, 2020, 9:02 (CET)

Los inicios de NVIDIA, el rey de las tarjetas gráficas

La historia de la computación tal y como la conocemos no sería posible sin nombres concretos que han quedado en el recuerdo o que siguen entre nosotros. Un ejemplo es NVIDIA, una de las primeras empresas que se dedicaron al diseño y fabricación de tarjetas gráficas y que más adelante introdujo la GPU, imprescindible para ejecutar los videojuegos más exigentes del mercado y para otras tareas avanzadas de computación. Hoy en día, NVIDIA es mucho más que una marca para jugones, también tiene renombre en el sector de la supercomputación. Repasamos sus orígenes y primeros años de vida.

Nombres como Intel, AMD, ATI o NVIDIA han tenido un papel importante en la computación personal y profesional de las últimas décadas. Aunque hoy en día hay muchos otros actores en la fabricación de procesadores o chips gráficos, estos nombres reinaron durante años, y en el apartado gráfico, NVIDIA tuvo una gran relevancia desde el principio en una época en la que los gráficos se tomaron cada vez más en serio.

NVIDIA estuvo ahí cuando se introdujo la tecnología gráfica 3D. También estuvo ahí cuando surgieron las tarjetas gráficas para computadoras portátiles y cuando se lanzó la primera GPU. Por el camino cayeron algunos nombres, otros fueron adquiridos por la propia NVIDIA y por la competencia. En la actualidad, NVIDIA sigue siendo un referente en el sector de tarjetas gráficas, videojuegos, GPUs y también en otros más profesionales como la inteligencia artificial o la supercomputación. Pero esa es otra historia.

Veamos cómo empezó todo y cómo se produjo la revolución que hizo posible la llegada de los videojuegos en tres dimensiones haciendo posible que la calidad gráfica acompañara grandes historias como nunca antes habíamos visto.

El nacimiento de NVIDIA

NVIDIA, o mejor dicho NVIDIA Corporation, nace en 1993. Sus tres fundadores son Jen-Hsun Huang, Chris Malachowsky y Curtis Priem. Según dice la página oficial de NVIDIA, cuando nace esta compañía existían 26 fabricantes de chips gráficos, cifra que se elevaría a 70 tres años más tarde. El caso es que Huang, Malachowsky y Priem no eran novatos en el sector.

El taiwanés Jen-Hsun Huang, americanizado como Jensen Huang, fue desde el principio CEO y presidente de NVIDIA debido a su experiencia previa. Y es que nada más salir de la universidad fue director en LSI Logic y también diseñador de microprocesadores en AMD. Por su parte, el estadounidense Chris Malachowsky venía de trabajar para Hewlett-Packard y Sun Microsystems, y el también estadounidense Curtis Priem también contaba con un buen currículum, como haber diseñado el primer procesador gráfico del PC de IBM y haber desarrollado el chip gráfico GX de Sun Microsystems.

En resumen, de este trío sólo podía salir algo bueno. Y así fue. Dos años después de fundar NVIDIA Corporation, en 1995 sale a la venta su primer producto, la tarjeta gráfica NV1. Entre otras cosas, permitía ejecutar gráficos 2D y 3D al tiempo que procesaba audio. Por lo demás, contaba con conectividad PCI por defecto a 133 MB/s y una resolución máxima de 1600x1200 con colores de 16-bits. La NV1 tuvo cierto éxito principalmente por su inclusión en las videoconsolas Sega Saturn.

Chip NV1 integrado en placa Diamond Edge. Fuente: Vintage3D

Al año siguiente, NVIDIA lanzará sus controladores para que NV1 sea compatible con Microsoft DirectX y su API Direct3D. Por el camino, la tarjeta gráfica NV2 empezará a desarrollarse para sustituir la NV1, pero el proyecto se cancelará cuando Sega decida no usar esta gráfica en su futura consola Dreamcast y apueste por PowerVR.

El revés de la NV2 no será problema. En 1997, NVIDIA lanzará la tarjeta gráfica RIVA 128 o NV3, que entre otras mejoras sustituye los gráficos geométricos básicos de NV1 por otros más poligonales, algo que facilitará mucho la tarea de portar o crear juegos compatibles con esta tarjeta gráfica a diferencia de lo ocurrido inicialmente con NV1. NVIDIA destaca que en sus primeros cuatro meses de vida vendió un millón de unidades.

En el apartado técnico, RIVA 128 venía en dos versiones: RIVA 128 y RIVA 128ZX. Ambos empleaban memoria SDRAM. La primera, 4 MB con una frecuencia de 0,1 GHz con interfaz de 128 bits y un ancho de banda de 1,6 GB/s. La segunda versión contaba con 8 MB de VRAM y frecuencia de 0,25 GHz.

La unión hace la fuerza

En 1998, NVIDIA contrata la taiwanesa TSMC para la fabricación de sus chips y componentes. Ya en 1994 había hecho lo propio con SGS-THOMPSON. Y en 2000 compra 3DFX, uno de sus rivales en el sector de chips gráficos y responsables de tarjetas icónicas como las Voodoo2. En lo práctico, veremos nuevas tarjetas gráficas de NVIDIA como RIVA TNT y RIVA TNT2.

Pero el hito más importante de su primera década de vida es la introducción de la GPU, acrónimo de unidad de procesamiento gráfico, una evolución de la tarjeta gráfica tradicional. Con el nombre de GeForce 256 (en clave NV10), NVIDIA la define en su página web como “un procesador integrado en un chip que incluye motores de transformación, iluminación, configuración de triángulos/planos de corte y renderizado”. Como curiosidad, esta primera GPU procesaba 10 millones de polígonos por segundo. Las actuales superan los 2.000 millones.

NVIDIA GeForce 256

La primera GeForce usará entre 32 y 64 MB de SDRAM. Su éxito será tal que se irán sucediendo modelos superiores como GeForce2 y GeForce3 (2001). La primera contará con transistores de 220 nanómetros que se verán reducidos hasta los 150 nanómetros de la GeForce3. La primera consola Xbox de Microsoft (2001) contará con una versión adaptada de la GeForce3 con el nombre clave de NV2A. Y en el apartado de audio contará con el hardware de NVIDIA MCPX.

Los rivales de NVIDIA

Aunque la lista es más larga y ha ido cambiando con los años, hay dos nombres que destacan entre los rivales de NVIDIA en sus primeros años de vida: 3DFX y ATI.

Del primero ya hemos hablado. Creada por antiguos empleados de Silicon Graphics, Ross Smith, Gary Tarolli y Scott Sellers, 3DFX (1994) destacó con sus gráficas Voodoo y Voodoo2. La primera se lanzó a finales de 1996 y trabajaba únicamente con gráficos 3D, requiriendo una tarjeta separada para gráficos 2D. Con todo, se vendió muy bien a través de varios fabricantes, llegando a copar el 50% del mercado de gráficas 3D. Por su parte, Voodoo2 se lanzó a finales de 1999. Luego llegarían Voodoo3 y Voodoo4, pero no llegaron a tener la misma aceptación que las versiones anteriores. Como vimos más arriba, NVIDIA acabó por adquirir 3DFX junto a sus patentes y recursos.

La otra gran rival de NVIDIA durante sus primeros años fue ATI Technologies, fundada en el verano de 1985 el chino Kwok Yuen Ho y los hongkoneses Benny Lau y Lee Lau, fue comprada por AMD en 2006. En sus más de 20 años de historia, ATI se hizo con parte del mercado de tarjetas gráfica 2D y 3D. En sus inicios encontramos sus tarjetas EGA (1987) y VGA (1988), sus series Mach y Rage de los años 90 y la serie Radeon de 2000 en adelante.

Pero la historia de NVIDIA no acaba aquí. En la actualidad, NVIDIA tiene otros rivales como Intel o Qualcomm con quienes compite en el mercado doméstico y en mercados profesionales, tanto en computadoras como en otros dispositivos para videojuegos como su serie Shield que incluye un dispositivo para ver TV o la serie Drive para integrar en vehículos y automóviles. Pero esta es otra historia.