La Unión Europea no vetará el uso de componentes fabricados por Huawei en las redes 5G desplegadas a lo largo de la región. El organismo supranacional, no obstante, sí solicita a los Estados Miembros que evalúen, monitoricen y apliquen las restricciones necesarias a cada uno de los posibles proveedores, tomando como base las directrices recogidas en el informe elaborado por el grupo de cooperación NIS, el cual ha sido aprobado por todos los países de la UE.

En dicho documento se recogen tres grandes bloques de recomendaciones:

  • Fortalecer los requisitos de seguridad para los operadores de telecomunicaciones (por ejemplo: establecer controles de acceso estrictos, limitar la externalización de funciones específicas, etc.).
  • Establecer perfiles de riesgo para cada proveedor y aplicar restricciones o incluso exclusiones a los considerados de alto riesgo. Entre las posibles medidas se incluye la imposición de un veto a un proveedor determinado en lo que a partes críticas de la red respecta (como el núcleo de la misma). En la evaluación de riesgo se consideran factores técnicos y no técnicos (como la nacionalidad del proveedor o las leyes de terceros a las que dicha empresa puede estar sometida en algún momento determinado).
  • Emplear componentes de diferentes proveedores en las redes 5G con el objetivo de reducir la dependencia de un único fabricante (o de empresas con un perfil de riesgo similar).

La Comisaria de Competencia Margrethe Vestager, a través de un comunicado de prensa, asegura que el 5G permitirá hacer grandes cosas en la región, pero solo “si podemos hacer que nuestras redes sean seguras. Solo entonces los cambios digitales beneficiarán a todos los ciudadanos”.

Imagen: David Ortiz.

El Comisario de Mercado Interior Thierry Breton, por su parte, asegura que “Europa tiene todo lo necesario para liderar la carrera tecnológica [...] Hoy dotamos a los Estados Miembros de la UE, los operadores de telecomunicación y los usuarios de las herramientas necesarias para construir y proteger la infraestructura europea con los estándares de seguridad más alto, de forma que todos podemos beneficiarnos del potencial que el 5G puede ofrecer”.

La decisión de la Unión Europea ha sido acogida “positivamente” por Huawei. “Esta decisión sobre la seguridad de 5G, tomada de forma imparcial y basada en evidencias, permite a Europa tener una red 5G más segura y rápida”, asegura la compañía a través de un comunicado oficial. “Huawei ha estado presente en Europa durante casi 20 años y tiene un sólido historial en materia de seguridad. Continuaremos trabajando con los gobiernos europeos y la industria para desarrollar estándares comunes que fortalezcan la seguridad y fiabilidad de la red”, finaliza.

Estados Unidos ha acusado en diversas ocasiones a Huawei de colaborar activamente con los servicios de inteligencia chinos, por lo que su presencia en las redes 5G de la Unión Europea podría suponer un riesgo para la seguridad de la región. El informe publicado por la Comisión considera estos posibles riesgos, pero, por el momento, no impone ningún veto a los fabricantes de origen chino (como Huawei o ZTE) al no encontrar evidencias suficientes como para excluirles de la lista de proveedores.

Los Estados Miembros de la Unión Europea revisarán periódicamente los contenidos expuestos en este informe, así como las correspondientes metodologías de evaluación, respuesta y mitigación de riesgos diseñadas por el grupo de trabajo NIS. El objetivo es que cualquier posible amenaza o factor de riesgo que emerja en el futuro también sea considerado y, por consiguiente, las redes 5G de la región sean seguras.

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.