En la ficción hay muchos ejemplos de historias en las que dos personas se comunican entre sí. La gracia está en que ambos viven en épocas o años distintos. En la realidad, todavía no sabemos cómo comunicarnos a través del tiempo, pero hay una manera intermedia de enviar mensajes al futuro.

Un ejemplo práctico son las cápsulas del tiempo. Las cápsulas o cajas del tiempo sirven para almacenar objetos o mensajes que serán leídos en el futuro por quien los encuentre. Curiosamente, si hacemos limpieza en casa seguramente encontraremos cartas, diarios personales o textos propios que creíamos olvidados y que fueron escritos por nuestro yo pasado.

En internet también hay ejemplos de cápsulas del tiempo. Uno de ellos, que no el primero, es FutureMe, una página muy sencilla con un propósito: escribir un mensaje que recibirás tú mismo en el futuro.

Una carta al futuro

Su funcionamiento es simple. FutureMe ofrece un formulario donde escribir lo que quieras. Luego dices cuándo se va a enviar el mensaje, entre un año y cinco años, si bien también puedes personalizar un día, mes y años concretos. Como curiosidad, el formulario admite hasta 2070.

Además, tendrás que indicar una dirección de correo electrónico para recibir ese mensaje así como si quieres que sea privado, sólo para ti, o público, para el deleite de los demás usuarios de FutureMe. Eso sí, aunque sea público será anónimo, es decir, no aparecerán tu nombre ni tu dirección de correo.

Cuando todo esté listo, pulsa en el botón Send to the future! y a seguir con tu vida hasta dentro de unos años. Si FutureMe sigue funcionando y mantienes tu dirección de correo electrónico, dentro de uno, tres o cinco años recibirás ese mensaje de correo que escribiste para tu yo del futuro.

Recuperando las epístolas

FutureMe es una manera interesante de recuperar el intercambio epistolar, algo que se ha perdido gracias a tecnologías más inmediatas como las redes sociales o la mensajería instantánea.

Si tienes curiosidad puedes ver las cartas enviadas por usuarios del pasado. La mayoría están en inglés pero su contenido es variado y con diferentes antigüedades.

En cuanto a la utilidad práctica de FutureMe, enviar un mensaje programado puede dar mucho juego. Es más, no tenemos la obligación de enviarlo a nosotros mismos, también puedes incluir la dirección de correo electrónico de otra persona. Y en cuanto a la fecha de envío, es posible indicar unos pocos días, semanas o meses para así escribirnos para cumplir propósitos, cambiar de hábitos o recordar algún error del pasado que no queremos repetir.

👇 Más en Hipertextual