La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha aprobado un cambio en la metodología para el cálculo de peajes de transporte y distribución de electricidad que afectarán a los puntos de recarga pública para vehículos eléctricos.

Por medio del cambio de metodología, se asigna un peaje especial que los hará más baratos y así incentivar el desarrollo de una red de carga de coches eléctricos mucho mayor, reduciendo significativamente el costo de operación.

Hasta ahora la instalación de un punto de carga público para vehículos eléctricos con un término de potencia fijo de 200 kW tenía un costo de unos 20.000 euros anuales, independientemente de las recargas que se hagan.

Pero la medida cambia por completo la tarificación y corresponderá a la energía usada: 80% será la energía consumida y 20% será el término fijo de potencia.

La circular 3/2020 de la CNMC lo detalla de la siguiente forma:

a) Los términos de potencia se determinarán de forma que recupere el 20% de la facturación por peajes de transporte y distribución de los correspondientes peajes de acceso establecidos en el artículo 6.2 apartados b) y c) supuesta una utilización del punto del 10%.

b) Los términos de energía se determinarán de forma que recupere el 80% de la facturación por peajes de transporte y distribución de los correspondientes peajes de acceso establecidos en el artículo 6.2 apartados b) y c) supuesta una utilización del punto del 10%.

👇 Más en Hipertextual