Avast es uno de los mayores antivirus 'gratis' disponibles online, de acuerdo a una base de usuarios activos que supera los 435 millones de usuarios. Una nueva investigación conjunta de Motherboard y PCMag afirma que el antivirus vende los datos de navegación de sus usuarios, a través de una subsidiaria adquirida en 2013, Jumpshot.

La publicación relaciona estas prácticas con una serie de documentos recientes y pasados en los que la propia Jumpshot promociona la venta de este tipo de datos, situando entre sus clientes a gigantes digitales como Microsoft, Google o Yelp, pero también a otros más tradicionales entre los que se encuentra Pepsi, Sephora, Home Depot, Condé Nast, McKinsey o Intuit.

Avast: gratis, tus datos

De acuerdo a la publicación de Vice, Avast recogería los datos de los usuarios, que serían vendidos a la subsidiaria Jumpshot para su posterior distribución, previo pago de cifras que ascenderían a varios millones de dólares. Esta información sería utilizada para dirigir publicidad de una forma más efectiva a los usuarios.

Entre la información que registra Avast, estarían las búsquedas en Google, incluyendo las de ubicaciones, qué paginas de LinkedIn se visitan, qué videos de YouTube se ven e incluso a qué sitios porno se accede y qué consulta en ellos. Aunque Avast afirma que esta información está anonimizada, y que esta no puede relacionarse con usuarios concretos, los 'clicks' que son registrados y a los que se da acceso en esta venta contarían con una granularidad máxima, incluyendo la fecha y la hora a la que son realizados.

Ya hemos visto en múltiples ocasiones cómo en general, es posible deshacer este enmascaramiento de los datos, si es que no se realiza con técnicas estadísticas más avanzadas como la privacidad diferencial. Esta mantiene en su base los principios matemáticos que hacen imposible la identificación final del individuo, añadiendo más ruido a la respuesta que se le pregunta a la base de datos cuanto más concreta es la pregunta que se formula. En su lugar, Avast afirma deanonimizar los datos, para posteriormente agregarlos, lo que implica que solo algunos gigantes del tamaño de Google –que cuenta con una gran base de datos sobre cada uno de nosotros, aunque también cliente de Jumpshot– podría romper la anonimización.

Jumpshot, que cuenta con datos de más 100 millones de dispositivos, tiene ahora la extracción de datos como un opt-in en el servicio de antivirus de Avast. No obstante, esto no ha sido siempre así, ya que varios de los usuarios contactados afirmaban no tener constancia de prácticas de este tipo. En cualquier caso, la crítica a Jumpshot se mantendría, al no explicar esto la metodología de venta de datos a otras compañías.

Tal y como fue reportado por Vladimir Palant hace unos meses, este tipo de técnicas de extracción se basaban en extensiones de navegador. Tras este detallado comentario, tanto Mozilla como Opera y Google elimiraon las extensiones de Avast de las tiendas respectivas para sus navegadores. Esta extracción de datos continúa a día de hoy, si bien no a través de los complementos de navegador, a través del propio antivirus supuestamente gratuito, de acuerdo a una fuente de Motherboard.

👇 Más en Hipertextual