Apple ha reportado ingresos históricos durante el informe fiscal correspondiente al último trimestre. En lo que se refiere exclusivamente al iPhone, el terminal generó 55.960 millones de dólares, marcando así su resurgir en ventas. Sin embargo, durante la llamada con inversionistas se resaltó el éxito absoluto de la generación más reciente del teléfono, el iPhone 11, el cual llegó al mercado al pasado septiembre.

De acuerdo a Apple, los iPhone 11, iPhone 11 Pro y iPhone 11 Pro Max fueron los modelos más vendidos de la marca durante el último trimestre. Esto significa, desde luego, que la última generación ha logrado generar mayor interés en millones de consumidores. Apple está logrando lo que otros fabricantes no han podido últimamente, que su dispositivo premium más reciente sea el máximo exponente en ventas.

Diversos factores tuvieron que presentarse para conseguirlo. En primer lugar, y seguramente como uno de los principales causantes, las novedades que presume el iPhone 11 y sus variantes Pro fueron lo suficientemente atractivas para convencer a un mercado cada vez más competido. Además, el iPhone 11 disminuyó ligeramente su precio —respecto al XR— sin renunciar a componentes tan importantes como el procesador A13 Bionic.

Las cámaras traseras, que en años papsados habían quedado por detrás de sus competidores directos, subieron el listón de calidad para consolidarse nuevamente como unas de las referentes de la industria. El modo noche, por ejemplo, compite contra las mejores propuestas del mercado, un hecho importante si tenemos en cuenta que es la primera vez que Apple ofrece una función de captura nocturna.

👇 Más en Hipertextual