Un avión militar se ha estrellado este lunes al este de Afganistán. De acuerdo a diversas fuentes, habría sido en una región montañosa al sur de Kabul, la capital. El avión, perteneciente a la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, habría sido derribado por un grupo talibán que controla la zona, y que reclama la autoría horas después del siniestro. Asimismo, el grupo afirma que oficiales de alto rango de la CIA iban a bordo del aeroplano.

En un primer momento, según contaba Reuters, representantes de la provincia de Ghazni afirmaban que el avión accidentado parecía pertenecer a una compañía extranjera. La incertidumbre era también recogida por Bloomberg, que si bien apuntaba a declaraciones del vicepresidente confirmando la pertenencia a la aerolínea afgana Ariana Afghan Airlines, esta misma compañía negaba la información de forma rotunda y afirmaba estar funcionando con normalidad.

Cae el "Wi-Fi en el cielo"

Todavía no hay información concreta acerca del coste humano del accidente. Según recogía Reuters en la mañana del lunes en declaraciones oficiales de un representante en Kabul, ningún avión de las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos o de la OTAN ha sufrido accidente alguno.

De acuerdo a la Autoridad de Aviación Civil y a su representante Mohammad Naeem Salehi, el accidente habría ocurrido alrededor de las 13:10 horas –UTC+4:30– de este lunes, o a las 8:40 en horario de España peninsular. El directivo de la aerolínea Ariana afirma que "ha habido un accidente aéreo pero no pertenece a Ariana porque los dos vuelos gestionados hoy por Ariana de Herat a Kabul y de Herat a Delhi están bien".

Accidente aéreo en Afganistán
Región del siniestro | Apple Maps

A partir del abundante material gráfico, hasta ahora inédito, que circula en las redes desde la mañana de este lunes donde se puede ver un avión con distintivos de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en llamas, es razonable relacionar ambos eventos.

Según The Guardian, se trataría de lo que las fuerzas aéreas conocen como un "Wi-Fi en el cielo". Un satélite de las telecomunicaciones de operativos en las proximidades al que se conoce como BASF. Este tipo de avión, un Bombardier E-11A, coincide con las imágenes publicadas.

En una primeras declaraciones de Arif Noori, portavoz del gobernador de la región de Ghazni, a la Agencia EFE recogidas por La Vanguardia , afirmaba que no había supervivientes del accidente de un avión de pasajeros que “se incendió después del accidente y el logotipo y el nombre del avión no se pueden leer”. No ha sido todavía esclarecido “a qué aerolínea pertenece, porque todas las aerolíneas afganas rechazan que sea suyo”.

”Ningún pasajero sobrevivió. El número de personas fallecidas aún se desconoce. Facilitaremos la cifra cuando los equipos de rescate lleguen al lugar del siniestro. El número de muertos podría ser de decenas”. “Han sacado dos cadáveres, ambos de los pilotos”. Arif Noori, portavoz del gobernador de la región de Ghazni.

Actualización (27/01 – 17:50h): el artículo ha sido actualizado reflejando la procedencia del avión, así como las declaraciones del grupo rebelde que afirma haberlo derribado.

👇 Más en Hipertextual