Tesla ha patentado dos de los aspectos clave del Autopilot que permitirán la conducción autónoma total: la forma en que recoge y agrega datos de toda su flota de vehículos circulando por todo el mundo y el aprendizaje profundo a través del análisis de toda esa información.

El conjunto de estos dos aspectos fundamentales del funcionamiento del Autopilot es lo que Tesla confía que hará que sus vehículos puedan ser 100% autónomos en la conducción en calles dentro de ciudad o autopistas.

La patente lista a tres ingenieros como inventores, Brijesh Tripathi, Timofey Uvarov y Evgeny Fainstain. Los dos primeros ya no trabajan en Tesla, mientras que no es claro si el tercero sigue en la compañía.

De acuerdo a la documentación enviada, la mayoría de sistemas de aprendizaje profundo para la conducción autónoma dependen de lo que los sensores de los vehículos sean capaces de captar y guardar. Después, los datos se adaptan para ser compatibles con un sistema de aprendizaje. En este paso se puede llegar a aplicar compresión resultando eu una una disminución de la resolución que puede impactar la calidad de la fidelidad de la señal de la información obtenida por los sensores.

Por lo tanto Tesla considera que es necesaria una mejor forma de recoger y transportar esos datos del momento en que se capturan por sus vehículos hasta cuando son alimentados a los algoritmos y sistemas de aprendizaje profundo, para obtener un mejor análisis.

La patente propone una separación entre datos generados por cada sensor y un tratamiento distinto de la información recogida y acceder a las partes relevantes dependiendo de qué tipo de aprendizaje se esté realizando.

Por ejemplo: la entrada de datos relacionada al análisis de iluminación global necesitará solamente lo relevante a ese tipo de observación para su aprendizaje. Al evitar la compresión, el estudio se hará con la totalidad de la información y sin pérdida.

En el pasado Tesla ha liberado todas sus patentes como un gesto para acelerar la adopción de la movilidad eléctrica por parte de toda la industria. Pero a medida que la competencia aumenta, la compañía se tiene que diferenciar significativamente de otros coches eléctricos y la conducción autónoma total es una de las grandes apuestas, por lo que es probable que no permitan que terceros puedan hacer sistemas similares de análisis y aprendizaje profundo.

Cómo Tesla mejora su Autopilot con actualizaciones de software

👇 Más en Hipertextual