En los próximos años, Telefónica retirará los componentes de Huawei del núcleo de su infraestructura 5G –donde residen las funciones principales y se maneja la información más sensible de la red–. El objetivo de la operadora española, tal y como recogen el diario Expansión y la agencia de noticias Reuters, es reemplazar dichos componentes por los de proveedores occidentales como Ericsson o Nokia.

Enrique Blanco, máximo responsable del área tecnológica de la operadora, aclara que este movimiento no está condicionado por la situación política ni por las acusaciones vertidas por Estados Unidos –quien asegura que China podría utilizar los productos de Huawei para espiar en otras regiones–. La decisión, según el ejecutivo, es "puramente técnica" y se debe a la dificultad de integrar los componentes del fabricante chino en el núcleo fragmentado y multifabricante que la operadora pretende desarrollar.

Esta información, no obstante, contrasta con lo expuesto por Telefónica España a comienzos de diciembre, cuando se adjudicó parte del núcleo de la red 5G a Huawei. En aquel entonces, la operadora explicó que, a lo largo de 2020, adjudicarían otras partes del núcleo de su red a diversos proveedores, logrando así la distribución multifabricante y fragmentada que la operadora busca. Sin embargo, no se mencionó la retirada de los componentes de Huawei ya instalados en el núcleo que sí se ha comunicado oficialmente en este momento.

La implementación de un núcleo multifabricante, en principio, aumenta la seguridad de la red al no depender su integridad de único proveedor. Al estar fragmentado, además, también se reduce la probabilidad de que un error ponga en riesgo la totalidad de la infraestructura, algo que resultará vital con la expansión del 5G y los nuevos casos de uso que trae consigo (como la conducción autónoma o las ciudades inteligentes).

“Cuando el núcleo proviene de un único proveedor, la probabilidad de que un fallo en una parte paralice la totalidad de la red es mayor”, explicó Blanco a Reuters. De esta forma, además, “ningún proveedor, independientemente de su nacionalidad, tiene toda la información en su sistema”.

Telefónica, pese a este movimiento, sí utilizará antenas y radios de Huawei, componentes encargados de conectar el smartphone (o cualquier dispositivo con conectividad celular) con la red del operador. La estrategia se asemeja, por lo tanto, a la anunciada por otros grandes grupos como Vodafone, quienes también han optado por una infraestructura mixta.

👇 Más en Hipertextual