Ante el próximo estreno de Star Wars: El Ascenso de Skywalker, Disney ha advertido que algunas escenas de la película podrían causar ataques epilépticos. Por medio de un comunicado publicado en la Epilepsy Foundation, la empresa advierte que el film "contiene varias secuencias con imágenes y luces intermitentes sostenidas que pueden afectar a personas con epilepsia"

Disney y la fundación para la epilepsia están trabajando para aconsejar a los espectadores fotosensibles que tengan cuidado con Star Wars: El Ascenso de Skywalker. Entre los consejos se menciona pedir a un amigo que vea la película primero, acudir posteriormente acompañado de él para que alerte sobre las escenas con luces intermitentes y así poder taparse los ojos.

Para aproximadamente el 3% de las personas con epilepsia, la exposición a luces intermitentes a ciertas intensidades o ciertos patrones visuales pueden desencadenar convulsiones. Esta condición se conoce como epilepsia fotosensible y es más común en niños y adolescentes.

También se aconseja explicarle al acompañante los pasos que debe seguir para ofrecer primeros auxilios ante una convulsión. Estos son; permanecer junto a la persona y medir el tiempo del ataque epiléptico; mover cualquier objeto que pudiera causarle daño y darle espacio para mantenerlo seguro; por último, poner algo cómodo bajo la cabeza y girarlo hacia un costado para facilitar la respiración.

Esta no es la primera vez que Disney alerta a personas con epilepsia antes de ver una de sus películas. A mediados de 2018 y en pleno estreno de Los Increíbles 2, la compañía emitió una alerta en los cines luego de que algunos usuarios comentaran en redes sociales del riesgo que presentaban algunas escenas.

La epilepsia fotosensible es un tipo de epilepsia en la que los ataques son originados por estímulos visuales. Uno de los casos más sonados en los últimos años fue el episodio 38 de Pokémon, proyectado a finales de 1997, que provocó convulsiones en más de 12.000 niños a causa de los efectos de luces intermitentes.

La epilepsia fotosensible se da en una de cada 4.000 personas, siendo las mujeres, niños y adolescentes lo más propensos a padecerla. Aproximadamente el 3% de las personas con epilepsia padecen de convulsiones al exponerse a luces intermitentes o ciertos patrones visuales.

👇 Más en Hipertextual