El Snapdragon Tech Summit 2019 de Qualcomm comienza a llegar a su fin, pero antes de dar por concluido el mismo, la firma californiana ha aprovechado este marco para presentar sus nuevos procesadores destinados a los PC siempre conectados (Always Connected PC), ampliando así su oferta más allá del ya operativo Snapdragon 8cx.

Se trata de los Snapdragon 7c y 8c, dos SoC más comedidos que pretenden ofrecer una mayor variedad para que los fabricantes de este tipo de terminales ultraportátiles. De esta manera, el 8cx queda reservado para los dispositivos más premium, el 8c para la gama media y el 7c para productos más modestos.

Qualcomm Snapdragon 7c: capitalizando la estabilidad

Para la nueva gama de entrada, Qualcomm ha presentado el Snapdragon 7c, que no llega con alardes de ningún tipo sino con un objetivo claro: conseguir que los terminales de menor precio dispongan de una fiabilidad que permita hacer un uso diario sin problema alguno, pese a su reducido precio.

En este sentido, la firma asegura haber aumentado el rendimiento en un 25 % respecto a la competencia con su CPU de ocho núcleos Kryo 468 (8 nanómetros) y su GPU Adreno 618, que apuntan a buen equilibrio entre desempeño sostenido y consumo energético. Qualcomm asegura una autonomía de "varios días", aunque su conversión a horas de uso real dependerá del fabricante y el producto final.

Qualcomm Snapdragon 7c concepto de PC
PC de referencia del Snapdragon 7c.

En términos audiovisuales, el nuevo Snapdragon 7c soporta reproducción de vídeo 4K HDR a 30 fps y captura 4K a 30 fps. Para facilitar esto último, en el apartado fotográfico se encuentra el procesador de imagen Qualcomm Spectra 255, que soporta también una configuración de sensores dual de 16 MP.

Respecto a la conectividad, este llega con el módem LTE Snapdragon X15, capaz de alcanzar los 800 Mbps d subida y 150 Mbps de bajada.

Qualcomm Snapdragon 8c: haciendo 'mainstream' los PC siempre conectados

En el segmento medio, el Snapdragon 8c es la apuesta de Qualcomm para dar vida a un conjunto de dispositivos que aún necesitan ganar tracción en el mercado. La clave aquí se ubica en un rendimiento que, sin estar pensado para el público más exigente, sí será lo suficientemente capaz para enfrentarse con solvencia ante un amplio abanico de tareas.

Qualcomm Snapdragon 8c
Qualcomm Snapdragon 8c.

Con aumento del desempeño del 30 % respecto a la anterior generación, en su interior encontramos la CPU Kryo 490 (8 núcleos, 7 nanómetros), la GPU Adreno 675 y, reclamando un especial protagonismo, el módem de conectividad 5G Snapdragon X55 (el mismo que se encuentra en el recientemente presentado Snapdragon 865, por ejemplo), además del módem de LTE Snapdragon X24.

Más allá de esto, la configuración de la cámara se verá potenciada respecto al Snapdragon 7c por la inclusión del ISP Spectra 390, permitiendo opciones como la grabación de vídeo a cámara lenta a 480 fps en 720p. En el apartado de la visualización de contenido, este soportará reproducción de vídeo 4K HDR a 120 fps.

👇 Más en Hipertextual