– Dic 16, 2019, 10:59 (CET)

La polémica venta de los .org: ¿quién está detrás y controla los dominios?

Un fondo inversor puede hacerse con el control de los dominios .org, aquellos asociados a ONGs. El posible aumento del precio ha disparado las alertas.

Los dominios .org están en el centro del debate después de que su gestión vaya a pasar por primera vez en su historia a manos privadas. Esta terminación, asociada de forma natural a organismos públicos y oenegés, estaba hasta ahora gestionada por la Internet Society (ISOC), una organización sin ánimo de lucro que a su vez estaba regida por el Registro de Interés Público (PIR, por sus siglas en inglés).

Esta matriz gestora hunde sus raíces en los comienzos de las primeras regulaciones de internet, en 1992, cuando fueron creadas con el objetivo de "promover el desarrollo abierto, la evolución y el uso de Internet en beneficio de todas las personas en todo el mundo", después de que se comenzaran a liberalizar la gestión de los dominios, hasta entonces aún ligadas a instituciones del gobierno norteamericano.

Tras la ISOC estaban, ni más ni menos que Vint Cerf y Bob Kahn, dos ingenieros a los que se achaca el rol de 'padres' de los sistema de protocolos de internet TCP/IP que hoy sigue siendo parte fundamental del corazón de la web.

De este modo, se aseguraba así que el control de parte los dominios achacados a labores benéficas, sociales o gubernamentales quedaran ligados a una organización sin ánimo de lucro, que de base, reinvertía sus beneficios en el mantenimiento y la puesta en marcha de proyectos para perseguir sus objetivos de mantener una web abierta y accesible a todos.

Ahora, sin embargo, esto podría cambiar. Según se ha sabido, a comienzos de este mes la ISOC llegó a un acuerdo con el fondo inversor Ethos Capital para venderle la gestión de los .org por una suma que según reportes aumentaría a 1.135 millones de dólares.

La noticia ha provocado las quejas y la incertidumbre de las ONG ante el temor de que el nuevo gestor, ahora un fondo con ánimo de lucro, pueda incrementar los precios para ver crecer sus beneficios.

Tim Berners-Lee, el denominado creador de la World Wide Web, dijo en un tuit que estaba “muy preocupado por la venta de .org a una empresa privada. Sería una parodia que el Registro de Interés Público acabara sin estar obligado a actuar en interés público”. Unas quejas a las que también se han sumado organizaciones que defienden una web abierta, como la Electronic Frontier Foundation.

El asunto no es baladí porque se calcula que existen en el mundo unos 10 millones de dominios .org registrados, que hasta ahora se habían mantenido con un precio medio -sumando tarifas de registradores- de entre 7 y 10 dólares cada uno. Las cuentas de ingresos públicos que tenía hasta ahora la ISOC eran fáciles: ingresaba cada año en torno a 100 millones de dólares. Si Ethos Capital por ejemplo decidiera doblar los precios a 20 euros de media -algo que seguramente la mayoría de actual compradores acabaría aceptando- sus rendimientos se doblarían fácilmente.

Ambas organizaciones, la ISOC y el fondo de inversión, han publicado sendos comunicados en los que han calmado los ánimos y aseguran que seguirán un funcionamiento heredero del anterior, procurando precios que permitan el acceso de todo el mundo.

“Nos comprometemos a mantener .org accesible y a un precio razonable para todos, en línea con la larga misión del PIR . Nuestro plan es vivir dentro del espíritu de la práctica histórica en lo que a los precios se refiere, lo que significa, potencialmente, aumentos de precios anuales de hasta un 10% de promedio. Con esto,continuará siendo uno de los nombres de dominio más asequibles del mercado”, ha dicho el fondo de inversión.

Ligazones con la ICANN, la gran gestora de dominios

Pero el problema se agranda, hasta el punto de lo que algunos medios denominan trama, cuando conocemos que dentro de Ethos Capital hay personas que antes han formado parte de la junta directiva de la ICANN.

La ICANN (Corporación de Internet para la Asignación de Nombres y Números) es la gran gestora que desde 1998 por designación del Gobierno norteamericano -y sin su supervisión desde 2016- gestiona todo lo referente a los usos de dominio, y da el visto bueno para que en las últimas décadas se hayan extendido terminaciones como .info, .pro, .guru, cada una de las cuales, además, es controlada directamente por empresas registradoras.

Según han informado medios como The Verge, existe una conexión bastante directa entre los directores de Ethos y buena parte del entramado de gestión de dominios, lo que aporta algo más de sombras a su compra. En primer lugar, Ethos Capital está liderada por Erik Brooks, quien estuvo en la firma Abry Partners hasta principios de 2019, empresa que adquirió Donuts, una registradora de dominios. Posteriormente, Brooks promocionó al ex responsable de Dominios Globales de ICANN, Akram Atallah, en la dirección ejecutiva y también al cofundador de Donuts, Jon Nevett, quién hasta hace unos meses era CEO del PIR. Como vemos, muchos nombres entrelazados.

La última vuelta de tuerca, la aporta el hecho de que la ICANN decidiera en el verano de 2018 levantar la prohibición del límite de 10 dólares para los dominios .org, iniciando una puja por su control que se ha cerrado con la reciente compra. Se espera que Ethos Capital comience a gestionar los .org en el primer trimestre de 2020, momento en el que comenzaremos a ver si se produce un aumento de precios, o no.