Cuando haces una captura de pantalla en tu iPhone o iPad, puedes editarla al momento si pulsas en la miniatura que aparece automáticamente en la esquina inferior izquierda. El editor de iOS y iPadOS es muy práctico porque permite dibujar o escribir encima con bolígrafo, rotulador o lápiz en uno de os muchos colores disponibles y en distintos tamaños de trazo.

Estas herramientas, llamadas Marcación en iOS y iPadOS, se pueden utilizar para muchas cosas, pero uno de los usos que le dan algunos usuarios no es del todo correcto. En concreto, tapar, tachar u ocultar información sensible con la herramienta rotulador en una captura de pantalla es un error, como pudo comprobar un usuario de Reddit en el subreddit de iOS.

Marcar no es ocultar

Aunque me ha parecido curioso que alguien emplee la herramienta Rotulador para tachar cosas en una captura de pantalla, no es descartable que se le dé ese uso en lugar de optar por soluciones más adecuadas como el Bolígrafo.

El error queda más claro si nos fijamos en el nombre en inglés de dichas herramientas. Lo que Apple traduce en español como rotulador, también se conoce como marcador, iluminador o subrayador, normalmente acompañado del término fluorescente. Pero en inglés, su nombre está más claro, highlighter, cuya traducción literal sería destacador o resaltador. Es decir, ¿por qué vas a emplear una herramienta que resalta las cosas para ocultarlas?

En principio, la herramienta rotulador llama la atención porque su trazo por defecto es más grueso que lápiz y bolígrafo. Así, si quieres tachar u ocultar varias líneas de texto, lo harás más rápido con el rotulador. El problema está en que el contenido marcado o rotulado no queda oculto para siempre.

En el hilo de Reddit que mencioné antes, se incluye un vídeo donde vemos la tarea que cualquiera puede reproducir en su propio iPhone o iPad.

En concreto, el problema de seguridad del rotulador de iOS está en que si procesas esa captura de pantalla en cualquier editor fotográfico, incluso en el que integra iOS, serás capaz de desvelar la información o datos ocultos por el rotulador.

Tan simple como ajustar el brillo y el color hasta que desaparecen los trazos del rotulador y se puede ver correctamente la información oculta. Funciona tanto con texto negro como blanco, si usas el modo noche.

Evitar el problema de seguridad

¿La solución? Para tachar u ocultar realmente el contenido de una captura de pantalla de iPhone o iPad desde el menú Marcador, es mejor acudir al bolígrafo. Si el trazo por defecto no te gusta, una vez activado el bolígrafo, púlsalo de nuevo y verás un menú para aumentar el tamaño. Luego sólo tienes que mover el dedo encima del texto o elemento que quieres ocultar. ¿No basta con una vez? Hazlo varias veces hasta que quede totalmente oculto.

Curiosamente, podemos resolver el problema que protagoniza este artículo de una manera muy simple. Cuando activas el rotulador, por defecto tiene un porcentaje de transparencia, que es lo que diferencia esta herramienta del resto. Mientras que el rotulador sirve para marcar o subrayar texto, el bolígrafo sirve para escribir encima, o incluso para tachar algo. Pero si volvemos a pulsar en el rotulador, una vez activado, veremos una barra de progreso para definir la transparencia. Si la colocamos al final, será 100% opaco, o lo que es lo mismo, 0% transparente. Se acabó el problema de seguridad.

En resumen. Usar el rotulador de iOS para ocultar datos sensibles es mala idea si lo empleas con su configuración por defecto.

👇 Más en Hipertextual