Aunque pasamos horas con el teléfono móvil en la mano, es frecuente que no sepamos todos los secretos de funcionamiento que esconde hasta al cabo de semanas, meses o incluso años. Y es que aunque sepamos manejarlo, difícilmente sabríamos desmontarlo y volverlo a montar, tal es su complejidad.

Lo mismo ocurre con todos y cada uno de sus elementos, como puertos, ranuras, indicadores… No estamos obligados a saber para qué sirve todo, sólo queremos que funcione bien y nos permite hacer aquello para lo que lo hemos comprado, como enviar mensajes de WhatsApp, subir fotos a Instagram, escuchar música en Spotify, ver algún que otro vídeo de YouTube y jugar un poco camino del trabajo.

Pero de vez en cuando, bien porque lo descubrimos con la práctica o porque nos lo dice alguien o simplemente porque lo leemos en un artículo o en un mensaje de Twitter o Facebook, un buen día averiguamos algo nuevo de nuestro smartphone, algo que desconocíamos. Un ejemplo, la luz roja.

Una luz visible en la oscuridad

La luz roja de la que hablo no se ve normalmente y tiene su porqué. En primer lugar, debemos estar en una habitación a oscuras, algo que suele ocurrir si estamos viendo un vídeo o escuchando música o podcasts. Pero además de esa oscuridad ambiental, la pantalla tiene que estar apagada. Sólo así nuestros ojos son capaces de discernir una tenue luz roja en la parte frontal del smartphone, al lado de la cámara.

La primera vez que vi esa luz me pregunté si tenía algo que ver con la cámara. Pero tras desactivar el acceso a la cámara por parte de cualquier aplicación que tuviera abierta, deseché la idea.

La explicación es más sencilla. Al parecer, esta luz, que suele ser roja o de un tono entre el rojo y el azul, está incluida en todos los teléfonos móviles del mercado. Y su cometido es servir al sensor de proximidad, o en otras palabras, el sensor que detecta si la pantalla está en tu oreja o la estás mirando a cierta distancia. Como la luz no necesita ser muy potente para hacer su cometido, es prácticamente invisible de día o en condiciones normales, así que solo la veremos si miramos el teléfono completamente sin luz y con la pantalla apagada.

¿Cómo funciona exactamente el sensor de proximidad y la luz roja? La luz sale de un LED de poca potencia. Si la luz sigue su camino natural, el sensor no hace nada. Pero si esa luz se ve reflejada en una superficie cercana, como ocurre si acercamos el teléfono a la cara para hablar, el sensor avisa para que el smartphone haga la tarea que tiene programada, como por ejemplo atenuar el brillo de la pantalla.

Por lo demás, no deberías preocuparte por esa luz roja, la veas o no frecuentemente. Apenas consume batería, si la ves es que funciona correctamente y no es uno de los principales problemas que te vas a encontrar cuando tu teléfono deje de funcionar.

👇 Más en Hipertextual