En una decisión que tal vez parezca extraña para muchos, Intel ha decidido resucitar el viejo Pentium G3420, lanzado hace más de seis años como parte de la generación de procesadores Haswell. De acuerdo con un documento oficial de notificación de cambio de producto, el chip estará disponible durante 2020.

Intel no ha mencionado la razón específica para revivir a un procesador de 2013, solo indica que se debe a una nueva estrategia de la empresa para sus lanzamientos del próximo año. El chip permanecerá disponible hasta el 26 de mayo de 2020, mientras que el último embarque se realizará el 3 de diciembre de 2020.

En un momento en que nos aproximamos a los procesadores de 10 nm con la décima generación de chips, Ice Lake, el regreso de un modelo de 22 nm con especificaciones inferiores suena descabellado. Es posible que eso solo aplique para OEMs y no al consumidor final, que de estar interesado en comprar un Pentium G3420 también necesitaría una tarjeta madre compatible con el socket LGA1150.

Haciendo memoria, el Pentium G3420 es un procesador de 2 núcleos y 2 hilos con una frecuencia base de 3.2 GHz y caché de 3 MB. Soporta hasta 32 GB de RAM DDR3 con un máximo de 2 canales de memoria y un ancho de banda de hasta 26.5 GB/s. Por último, tiene un TDP de 53 W, igual que la versión G5400 de 2018.

Los Pentium G han resultado ser una gran alternativa para quienes desean armar un desktop para jugar y no tienen mucho dinero. En 2017 el modelo G4560 se convirtió en uno de los favoritos gracias a sus prestaciones y bajo costo. El problema para Intel es que este procesador terminó canibalizando a su serie Core i3 por lo que el fabricante tuvo que poner un freno y relanzarlo un par de meses después a un precio más elevado.

👇 Más en Hipertextual