6 horas y 9 minutos, que incluyen dos descansos cortos de apenas 11 y 17 minutos para estirar las piernas y aprovechar para cargar el vehículo es lo que haría falta para que Greta Thunberg llegue desde Lisboa hasta Madrid para asistir a la COP25 si lo hiciera en un Tesla Model 3.

De esa forma la activista se podría ahorrar el viaje de toda la noche que tendrá que hacer en tren para llegar a la Cumbre del Clima que se celebra en la capital madrileña, que inició ayer lunes 2 de diciembre y finaliza el viernes 13 de diciembre.

El objetivo de Thunberg era viajar desde Chile hasta España en medios de transporte que no contaminen. Es por eso que atravesó el Océano Atlántico en un catamarán que llegó hoy a Lisboa.

La opción de viajar en coche eléctrico es de las más sensibles con el medio ambiente y al mismo tiempo la más rápida, siempre y cuando se haga en un vehículo que tenga la suficiente autonomía y pueda acceder a una red de carga rápida que no impliquen largas esperas en el camino. La única compañía que lo puede ofrecer en la actualidad es Tesla.

Dos Tesla Model 3 cargando en Almaraz / Foto: Hipertextual

El cálculo de tiempo se ha hecho usando la herramienta A Better Routeplanner que calcula rutas en coches eléctricos considerando muchas variables importantes como la velocidad de desplazamiento, los ángulos de cuestas o pendientes en la autopista, distancia entre puntos de carga rápidos y los tiempos de espera en cada uno de ellos.

Para el cálculo de las 6 horas y 9 minutos se ha configurado el recorrido usando un Tesla Model 3 de gran autonomía con llantas de 18 pulgadas Aero, desplazándose a velocidades legales de 120 kilómetros por hora máximo. El plan de ruta se puede consultar en la herramienta.

La ruta considera una pausa de 11 minutos en el supercharger de Mérida y una segunda de 17 minutos en el de Almaraz, cerca de Navalmoral de la Mata. El viaje sería muchísimo más corto que el que Greta Thunberg ha decidido tomar: un tren nocturno que conecta Lisboa con Madrid, el cual iniciará a las 21:25 del martes y terminará a las 8:40 del miércoles en la estación de Chamartin. El argumento es que las baterías de los vehículos eléctricos también contaminan, aunque es cierto, es exponencialmente menos que un vehículo de combustión interna. También hay que considerar que los trenes, aunque poco, emiten gases contaminantes y tienen un impacto en el medio ambiente durante su fabricación, al igual que el emplazamiento de la infraestructura necesaria para que circulen.

¿Cuánto cuesta cargar un Tesla Model 3?

👇 Más en Hipertextual