El 12 de agosto de 2014, Hideo Kojima, una de las caras más reconocidas de la industria de los videojuegos, sorprendió a todos con el lanzamiento de P.T., una demo que anticipaba su próxima obra: Silent Hills. Se trataba, además, de la primera aproximación del creativo a los títulos de terror. El cineasta mexicano Guillermo del Toro también estaba involucrado en el proyecto, mientras que Norman Reedus iba a dar vida al personaje protagonista.

Sin embargo, un desafortunado desencuentro con Konami puso fin al esperado juego, y generó que Kojima abandonara la compañía japonesa para continuar su carrera de manera independiente bajo el sello de Kojima Productions. Si bien ya han pasado más de 5 años desde la llegada de P.T. a la PlayStation 4, hasta la fecha siguen surgiendo detalles curiosos que esconde la misteriosa demo. Eso sí, pocos son tan interesantes como el que te daremos a conocer hoy.

Lance McDonald, un modder dedicado a descubrir hasta al más mínimo detalle de P.T., ha logrado abandonar el pasillo para explorar el pueblo de los alrededores, Silent Hill. Como podrás observar en el vídeo inferior, el lugar es simplemente aterrador. La presencia de luz es mínima y, respetando la identidad de la franquicia, todo luce abandonado. Indudablemente, muchos jugadores volverán a lamentar que el proyecto no haya podido consolidarse; prometía bastante.

¿Cómo lo consiguió? Según explica McDonald, las secciones del pasillo estaban conectadas entre sí como un bucle infinito, por lo que era imposible abandonarlo sin modificar algunas líneas del código. Al intervenir este último, el modder incluyó el pueblo como otra parte del bucle. Cabe señalar que el mapa de Silent Hill estaba presente en los archivos, pues al concluir P.T. se renderiza en tiempo real en la escena final.

Otro punto interesante es que la superficie de Silent Hill no tiene física. Es decir, no es posible pararse sobre sus calles, pues el personaje cae al vacío hasta que aparece Lisa —la terrorífica fantasma— y termina con su vida. Con el fin de solucionar esta situación, McDonald tuvo que cambiar el código para que la cámara del jugador flotara sobre las avenidas y callejones. ¿Será que P.T. todavía guarda otros secretos?

👇 Más en Hipertextual