¿Eres más de teclado o de ratón? Bueno, eso si tienes ratón, porque si eres usuario de ordenador portátil seguramente tengas un trackpad. Y si te dedicas a tareas de diseño tal vez emplees más una tableta digitalizadora y/o un lápiz digital para moverte por los menús y ventanas de tu sistema operativo.

Otra posibilidad es que, de vez en cuando, le ordenes cosas a tu asistente virtual, como Siri en macOS o Cortana en Windows, si bien todavía queda mucho camino por recorrer en lo que a control por voz se refiere.

Pero hay más maneras de controlar tu PC, por ejemplo, aprovechando las muchas posibilidades que ofrece la cámara integrada en tu computadora. Desde el sector de la accesibilidad, que procura que cualquiera pueda acceder a una computadora sin importar sus limitaciones físicas, han surgido a lo largo de los años proyectos de este estilo, como NPointer, que permite acceder a un ordenador empleando gestos frente a la cámara web y/o con órdenes de voz.

Un proyecto reciente de esta índole es Gestoos, cuyo funcionamiento recuerda a Jedis como Qui-Gon Jinn o a Obi-Wan Kenobi empleando la fuerza para mover objetos.

Tu cámara y una app

Al escribir estas líneas, Gestoos se puede descargar gratuitamente desde su página dedicada en su versión para Windows. Los usuarios de macOS tendremos que esperar y sobre Linux no se sabe nada.

Los requisitos para que la app de Gestoos funcione correctamente son contar con Windows 10 de 64 bits, procesador Intel Core de 6ª u 8ª generación o Intel Xeon de 1,6 GHz y dos núcleos. También pide 8 GB, si bien no especifica si se refiere a la RAM o al espacio en disco. Obviamente, también necesitaremos una cámara web.

En todo caso, ante la duda, podemos instalar la app de Gestoos y probarla. Si no nos termina de gustar siempre estamos a tiempo de desinstalarla. Y con ayuda de su tutorial introductorio aprenderemos a realizar los gestos que ofrece esta app.

Por el momento, Gestoos no toma el control completo de Windows, más bien se limita a funcionar con las aplicaciones que añadamos a su lista. Así evitaremos que se active cuando no queremos. Otra particularidad es que podemos personalizar qué harán los gestos que hagamos y que básicamente consisten en mostrar la palma de la mano, cerrar el puño, hacer la L con los dedos índice y pulgar, hacer el gesto de silencio con el dedo índice en la boca, hacer el gesto de escuchar poniendo una mano en la oreja y enseñar el dedo índice.

En el futuro se añadirán más gestos, como podemos comprobar en su página oficial. Enseñar dos dedos, cerrar el puño salvo el dedo pulgar, enseñar el pulgar, etc.

Probar para ayudar

¿Cómo es que una app del estilo de Gestoos se puede descargar gratis? El propósito de sus responsables es mejorar su tecnología y aplicarla a sectores como la automoción inteligente, la electrónica de consumo y cualquier ámbito en el que el control por gestos sea una ventaja.

En este sentido, su app para Windows (y para macOS en el futuro) es una pieza más, y como ellos mismos reconocen, la ofrecen gratuitamente para que la probemos y para que les ayudemos a mejorar su tecnología de reconocimiento de gestos. En concreto dicen “recopilamos datos de tus interacciones a través de un entorno cifrado, privado y seguro para enseñar a su sistema distintos comportamientos humanos”.

Si te preocupa tu privacidad, los responsables de Gestoos afirman que no venden ni compran datos a anunciantes o a empresas de investigación. Los datos recopilados a través de la app de Gestoos se emplearán solamente para mejorar su tecnología. También hacen hincapié en que no recopilan imágenes de tu cámara.

Encontrarás más información sobre Gestoos en su página oficial y en la página dedicada a su app gratuita.

👇 Más en Hipertextual