Adif, encargados de la red ferroviaria en España está estudiando el despliegue de una red de carga de vehículos eléctricos por todo el país usando la energía generado del frenado de trenes.

Lo llaman ferrolinera y el objetivo sería crear los puntos de carga en carreteras y autopistas, no dentro de ciudades, como los Supercargadores de Tesla u otras redes como Easycharger.

"Estamos diseñando el programa de negocio, pero no solo lo vamos a poner en nuestras zonas, en nuestro perímetro de actuación en las grandes ciudades", explicó la presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera en el marco de la COP25 que se celebró en Madrid.

La tecnología tiene un costo reducido, según explicó, pues son dueños de la patente. Tienen dos puntos de carga rápida de vehículos eléctricos: en las estaciones de Málaga María Zambrano y Santander, este último aún no recibe la energía del frenado regenerativo de los trenes.

Se desconoce la velocidad máxima a la que cargarían las ferrolineras o cuándo se pondría el plan en marcha. Adif explica que están en una posición de aprovechar las más de 1.500 estaciones que tienen en todo el territorio español y que son conscientes de la necesidad de instalar miles de puntos de recarga para permitir el despliegue del vehículo eléctrico.

¿Cómo funciona una ferrolinera?

El sistema patentado de Adif, al que han bautizado ferrolinera, busca reaprovechar las grandes cantidades de energía que se generan al frenar trenes, capturarla y almacenarla en baterías para recargar vehículos eléctricos.

Pero las ferrolineras tienen otra ventaja desde un punto de vista logístico y es la capilaridad de la red ferroviaria de Adif en España, por lo que instalar un punto de recarga para vehículos eléctricos en una carretera que discurre al lado de la línea de tren no tendrá mayor coste.

El proyecto de las ferrolineras inició en 2010 y se desarrolló en el laboratorio de energía de Adif localizado en Cerro Negro, en Madrid, a lo largo de estos casi diez años se ha ido perfeccionando la tecnología y consideran que están listos para ofrecer carga rápida con la energía obtenida del frenado de los trenes.

En 2013 Televisión Española hizo programa especial donde profundizó en el funcionamiento de las ferrolineras tal y como Adif las ideó. Han pasado casi 7 años para que incluyan la iniciativa en el "Plan de lucha contra el cambio climático", pero se desconoce cuándo y cómo iniciará el despliegue de puntos de carga más allá de los dos en funcionamiento en Málaga y Santander.

Adif cuenta con 13 mil kilómetros de líneas ferroviarias por lo que el potencial de crear una red de carga de coches eléctricos es bastante alto y la idea de ver coches circulando con la energía generada por el frenado de los trenes es súmamente interesante.