Era una sentencia que venía esperándose desde hace tiempo por su importancia a futuro en las decisiones judiciales que afectan al sector del los repartidores de las plataformas tecnológicas. Según ha podido adelantar eldiario.es, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha concluido que los riders de Glovo mantienen una relación laboral con la compañía y, por lo tanto, son falsos autónomos.

El total de los 17 magistrados se ha posicionado a favor de esta decisión, tras la opinión a favor del modelo de negocio de la sección cuarta del Tribunal hace unos meses. Esta es, de hecho, la única sentencia en contra que registra Glovo en su histórico, pero la más determinante a futuro. Cuestión que no es igual en Deliveroo; la compañía británica ya acumula varias sentencias en contra de su modelo de relación laboral con los repartidores.

En este caso, el resultado de la sentencia nace de una denuncia particular de uno de los riders de Glovo. El mismo que vio rechazada su demanda ante un juzgado al considerar este que su condición de autónomo gozaba de plena seguridad respecto a Glovo –compañía que procedió a su despido semanas antes de la denuncia–.

Ahora, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid condena a Glovo por despido improcedente. Lo que implica a la tecnológica a readmitirle o indemnizarle. Una cuestión menor si se tiene en cuenta la situación del sector de los riders de los últimos años, comenzando con las huelgas de 2017 en Madrid de la mano de los repartidores de Deliveroo. Desde entonces, los enfrentamientos entre los repartidores y las compañías –que han procedido paulatinamente al aumento d las condiciones laborales de sus riders– han ido creciendo. Por medio de todos, la Seguridad Social y las Inspecciones de Trabajo que, desde hace tiempo, ya se posicionaron a favor de los repartidores.

👇 Más en Hipertextual