El esperado MacBook Pro de 16 pulgadas ya es una realidad. La compañía norteamericana lo ha presentado oficialmente sin un evento público de por medio, a diferencia de otros productos como el iPhone 11 Pro o el Apple Watch Series 5, cuyo anuncio se produjo en el teatro Steve Jobs durante el mes de septiembre.

El cambio más perceptible de este nuevo equipo se encuentra en su pantalla, que crece en tamaño (hasta las 16 pulgadas) y mejora sus prestaciones técnicas. Es capaz de alcanzar los 500 nits de brillo, soporta el espacio de color DCI-P3 y ofrece una resolución de 3072 x 1920 píxeles (lo que se traduce en 226 píxeles por pulgada). Además, Apple asegura que cada uno de los paneles utilizados en este MacBook Pro de 16 pulgadas es calibrado de forma individual antes de salir de la factoría, lo que garantiza una reproducción de color fiel en todos los escenarios.

Otro cambio importante en este MacBook Pro de 16 pulgadas es el teclado, que vuelve al mecanismo de tijera tras la polémica desatada durante los últimos años con el sistema de mariposa. Las teclas de este nuevo Magic Keyboard, según explica Apple, tienen un recorrido de 1 milímetro, ofrecen una respuesta sólida y su pulsación genera menos ruido.

Sobre este teclado permanece la famosa Touch Bar, pero Apple ha realizado dos cambios de relativa importancia: ha incluido una tecla escape física –muy demandada por el sector profesional– y ha separado el lector de huellas dactilares del resto de la banda –adoptando una distribución similar al del MacBook Air–.

Más cambios en el interior

Apple también ha mejorado la distribución interior y los componentes presentes en este MacBook Pro de 16 pulgadas. Uno de los más interesantes es el nuevo sistema de refrigeración, que cuenta con ventiladores más avanzados capaces de aumentar el flujo de aire en un 28%. También se ha incrementado el tamaño del disipador de calor, que crece un 35% respecto a la generación anterior.

Los cambios realizados en el sistema de refrigeración, en principio, hacen que este MacBook Pro de 16 pulgadas pueda ofrecer un mayor rendimiento durante jornadas de uso intensas y prolongadas. La compañía cuantifica la mejora en 12 vatios respecto a la generación previa, lo que supone un salto significativo en lo que a potencia sostenida se refiere.

También en el interior del equipo se encuentra la novena generación de procesadores de Intel, de la cual Apple ha seleccionado dos procesadores diferentes: un Core i7 de seis núcleos y un Core i9 de ocho núcleos. El resultado es una máquina capaz de:

  • Simular sistemas dinámicos en MATLAB hasta 2,1 veces más rápido que en el MacBook Pro de 15 pulgadas (quad-core) más potente.
  • Compilar un programa en Xcode hasta 1,8 veces más rápido que el MacBook Pro de 15 pulgadas (quad-core) más potente.
  • Aplicar ediciones complejas en Photoshop hasta 1,7 veces más rápido que el MacBook Pro de 15 pulgadas (quad-core) más potente.

En lo que a potencia gráfica se refiere, el MacBook Pro de 16 pulgadas monta la serie Radeon Pro 5000M de AMD (basada en 7nm). Esta cuenta con hasta 8 GB de VRAM y es capaz de renderizar un vídeo en DaVinci Resolve hasta 1,8 veces más rápido (tras aplicar una corrección de color) que la configuración más potente del MacBook Pro de 15 pulgadas disponible hasta ahora.

Apple también ha mejorado el sistema de sonido de este MacBook Pro, que ahora cuenta con unos altavoces de mayor calidad y un set de micrófonos más avanzados. El resultado es un sonido más claro, unos bajos que pueden llegar una octava más bajo (en la escala musical) y unas grabaciones con un menor nivel de ruido.

El nuevo MacBook Pro de dieciséis pulgadas reemplaza al actual MacBook Pro de quince pulgadas. La versión básica se puede adquirir desde hoy en la página web del fabricante y tiene un precio de 2.399 dólares / 2.699 euros / 55.999 pesos.

Los clientes que así lo deseen pueden configurar este equipo con un almacenamiento SSD de 8 TB, GPUs de mayor capacidad y una memoria RAM de hasta 64 GB.

👇 Más en Hipertextual