Elon Musk ha comunicado por medio de Twitter que se podrá personalizar tanto el sonido del claxon como el ruido que hace el coche cuando se mueve a baja velocidad, es decir, a menos de 20 kilómetros por hora.

Recientemente, de acuerdo a las regulaciones de la Unión Europea y Estados Unidos, los vehículos eléctricos que circulan a baja velocidad deben emitir un sonido para poder advertir a los peatones. Tesla ha empezado a activarlo en sus coches hace unas pocas semanas.

La medida ha sido recibida con mucho rechazo porque una de las ventajas de los eléctricos es que, al ser silenciosos, no contribuyen a la contaminación sonora.

Tal vez por eso el CEO de Tesla asegura que se podrán personalizar "incluyendo sonidos de pedos y cabras, por supuesto". No sorprende, no es la primera vez que incluyen el sonido en los coches. También activará un claxon direcciones para permitir que los dueños de los vehículos puedan hacerlo sonar, por ejemplo, al salir de una plaza de parking.

Musk ha dicho que consideraría la posibilidad que los usuarios puedan usar sus sonidos personalizados para ser usados como el sonido para movimiento a bajas velocidades, siempre y cuando la regulación lo permita.

También hace referencia a los Monty Python con el sonido de los cocos, por la película Los Caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores.

Los vehículos eléctricos, desde el 1 de julio de 2019, deben de incorporar un sistema acústico para avisar a los peatones que se acercan. La regulación no obliga a que se active en coches homologados antes de esa fecha.

¿Qué incluye la V10 del software de Tesla?