Rápido, seguro y de manera anónima. Así se presenta BlackHole, un servicio online para enviar y recibir archivos y cuya mayor baza es el uso de la tecnología blockchain de la que tanto se está hablando en los últimos años.

En palabras de sus responsables, “usamos tecnología blockchain para almacenar fragmentos cifrados de tu archivo”. Esto significa que “nadie puede vender tus datos personales”, ya que sólo tú sabrás a quién envías el archivo.

Y para mayor seguridad, además del cifrado y segmentación de los archivos, puedes incluir una contraseña para que quien reciba ese fichero deba aportar una palabra clave adicional. Para ello, en el momento de elegir el archivo, deberemos usar la combinación de teclas CTRL+SHIFT+B (CMD+SHIFT+B en macOS) para solicitar incluir una contraseña. Por lo demás, el cifrado empleado en tus archivos subidos a BlackHole emplean el algoritmo AES-256 BIT.

Otra ventaja, heredada del uso de blockchain, es que mientras estás subiendo el archivo ya puedes compartir el enlace de descarga para que el otro usuario inicie la descarga. Y para que todo vaya como la seda, en el proceso los datos son comprimidos para que el envío y recepción sean más rápidos a pesar de la conexión que tengas tú y quien descargue el archivo.

Desde tu escritorio

Para usar BlackHole tan sólo necesitas descargar su aplicación para Windows o macOS, gratuita aunque pide registro, eso sí, a través de Blockstack, una plataforma que permite desarrollar aplicaciones que empleen blockchain. Otra posibilidad es emplear su versión online directamente desde el navegador.

Y para descargar el archivo compartido, no necesitas nada, simplemente abrir dicho enlace en un navegador web cualquiera.

Tanto en la versión online como la de escritorio para Windows o macOS, podemos compartir archivos simplemente arrastrándolos y soltándolos en la página principal o en el icono de la barra de notificaciones. Se iniciará el proceso de subida, que podemos seguir desde el propio icono, y tendremos la posibilidad de obtener el enlace para compartirlo.

¿Hay algún límite? De algo tienen que vivir los creadores de BlackHole, por lo que podemos beneficiarnos de sus servicios gratuitos o contratar su versión de pago.

En el primer caso, BlackHole ofrece gratis enviar archivos de un máximo de 512 MB cada uno, sin límite de velocidad ni de espacio (siempre y cuando no abusemos). Además, podemos compartir el enlace de descarga sin límite de tiempo.

Opcionalmente, es posible ampliar el límite a 8 GB por archivo con la versión Plus. Sin embargo, en el momento de escribir estas líneas, el servicio todavía no está disponible, si bien podemos compartir nuestra dirección de correo electrónico para que nos avisen cuando sea contratable.

Encontrarás más información sobre BlackHole, sus características y cómo funciona en su página oficial.

👇 Más en Hipertextual