Las versiones más recientes de Windows han ido introduciendo mejoras y novedades enfocadas a la integración de internet y de servicios en la nube, para bien o para mal. Hay quien ve bien poder usar OneDrive integrado en el Explorador de archivos pero también hay quien recela de necesitar una cuenta Microsoft para iniciar sesión en Windows 10.

Esto tiene sus ventajas, como por ejemplo unificar todos los servicios y productos de Microsoft, usar distintos dispositivos con Windows o compatibles, sincronizar archivos e información, etc. Pero para quienes prefieren usar alternativas online o simplemente hacer uso de herramientas clásicas sin depender de internet, cada vez es más complicado.

Crear una cuenta al instalar

Cuando instalamos Windows 10 por primera vez, por ejemplo, en principio tenemos esa opción, crear una cuenta local o emplear nuestras credenciales de Microsoft, las mismas que empleamos en Outlook, Xbox Live y Office Web, por citar tres ejemplos. Sin embargo, la primera opción no es tan simple, ya que por defecto Microsoft nos sugiere crear nuestro usuario de Windows empleando la cuenta de Microsoft.

Para crear una cuenta local, deberemos pulsar en Cuenta sin conexión, si bien nos volverá a preguntar si preferimos iniciar sesión con Microsoft. Un guiño involuntario al Clipo de Office. Le decimos que no, y en principio, ya deberíamos poder crear una cuenta local con su nombre y contraseña.

Sin embargo, las versiones más recientes de Windows 10 no muestran esta opción, y las quejas se pueden leer en redes sociales e incluso en los propios foros de preguntas de Microsoft. La solución, desconectar el dispositivo de internet para que, al crear la nueva cuenta de usuario, sí aparezca la opción Cuenta sin conexión o Crear cuenta local.

También puede darse el caso que, a pesar de no tener acceso a internet, no encontremos esa opción. Así, la única solución pasa por indicar que queremos crear una nueva cuenta de Microsoft y, en el formulario, veremos que indica algo así como Iniciar sesión sin una cuenta Microsoft.

Crear una cuenta local

Una vez tenemos Windows 10 instalado, crear una cuenta local también requiere de cierta pericia, ya que tenemos que entrar en varios submenús. Primero, desde Inicio abrimos Configuración, vamos a Cuentas y ahí entramos en Familia y otros usuarios > Agregar a otra persona a este PC.

Como ocurría en la instalación de Windows 10, el sistema operativo insiste en que empleemos credenciales de Microsoft para crear esa cuenta, pero debemos persistir, de manera que pulsaremos en “No tengo los datos de inicio de sesión de esta persona” y seguidamente “Agregar un usuario sin cuenta de Microsoft”. Luego podremos configurar un nombre de usuario, una contraseña, etc.

Si quieres que tu cuenta local sea también de administrador, deberás ir a Configuración > Cuentas > Familia y otros usuarios, seleccionar tu cuenta y luego pulsar en Cambiar el tipo de cuenta. En Tipo de cuenta, elegimos Administrador y pulsamos en Aceptar.

Cambiar a cuenta local

Si empleas una cuenta de Microsoft como usuario principal de Windows 10, estás a tiempo de cambiar a una cuenta local con relativa facilidad.

Volviendo a Inicio > Configuración > Cuentas, nos fijamos en Tu información, donde seleccionaremos la opción “Iniciar sesión con una cuenta local en su lugar”. Nos pedirá un nombre de usuario nuevo y una contraseña. También es posible que nos sugiera aportar una pregunta de seguridad, por si olvidamos la contraseña.

Luego pulsamos en Siguiente y en Cerrar sesión y finalizar. Ya está. Ahora podemos iniciar sesión en Windows 10 con nuestra nueva cuenta de usuario local.

👇 Más en Hipertextual