Después de algunos meses de rumores y filtraciones, Apple finalmente anunció los AirPods Pro, una variante de sus populares auriculares inalámbricos. Su principal novedad, sin duda, es la cancelación de ruido activa, la cual permitirá aislar el sonido ambiental para escuchar mejor el audio. Por supuesto, México será uno de los territorios que recibirá este producto próximamente.

Los AirPods Pro tendrán un precio de $5,499 en el país azteca. Sin embargo, por ahora se desconoce la fecha de lanzamiento. En Estados Unidos y España estarán disponibles a partir del 30 de octubre, por lo que seguramente no será necesario esperar demasiado tiempo para verlos en México. Estaremos atentos a la fecha de lanzamiento.

Es importante mencionar que los auriculares incluirán tres pares de almohadillas de silicón de diferentes tamaños. Apple pretende que los AirPods Pro se adapten a cualquier tipo de oídos, algo esencial para lograr la cancelación de ruido. Además, se agrega un cable Lightning a USB-C para cargar el estuche. Este último, por cierto, tiene soporte para carga inalámbrica y extenderá la autonomía de los audífonos hasta las 24 horas.

En cuanto al resto de novedades, también presume el modo Transparencia, mismo que que desactivará la cancelación de ruido para poder escuchar el sonido ambiente. La susodicha modalidad se habilita presionando el nuevo sensor de fuerza. Este también servirá para controlar la reproducción musical y contestar llamadas. Además, con resistentes al al agua y sudor con certificación IPX4.

Apple ha hecho especial hincapié en la calidad de sonido. Un controlador permitirá ofrecer bajos potentes, pero sin descuidar las otras frecuencias. De hecho, el chip H1, también presente en el modelo estándar, es el encargado de controlar los niveles de audio, mientras que el un amplificador de alto rango dinámico será responsable de brindar un audio claro sin sacrificar la batería. Todo lo anterior, unido a la cancelación de ruido activa, prometen ser un salto importante en cuanto a calidad de sonido se refiere.