Como cada año, y coincidiendo con la vuelta al cole, el mundo del emprendimiento se da cita en uno de sus eventos anuales en España. El próximo octubre, del 2 al 4, tendrá lugar el South Summit 2019: el encuentro de emprendedores, inversores y grandes empresas.

Igualmente, como cada año, se presenta una radiografía que pone sobre la mesa el perfil estándar de aquellos que se lanzan al sector del emprendimiento. Tomando los datos de los participantes en la Startup Competition –lo cual no da una visión real al 100%, pero sí cercana a la realidad– se llaga a la conclusión de que el ecosistema está creciendo. Ya hay más startups grandes en España, lo que demuestra una madurez del sector; concretamente un 23% según los datos de Sounth Summit.

La realidad es que fuera de las competiciones, las cifras podrían avalarse. Rondas de financiación mucho más elevadas, aunque en opinión de María Benjumea esta sigue siendo la tarea pendiente: "Dinero hay muchísimo, solo hay que captarlo". Según los datos extraídos, hasta la fecha, sigue siendo la financiación propia la que prima para los emprendedores. Algo bueno para algunos inversores, pero que deja de manifiesto la necesidad de capital en el ecosistema que a veces se centra demasiado en los grandes.

Por otro lado, también grandes compañías que, pese a sus circunstancias particulares, juegan en la liga de los internacionales. Glovo o Cabify, que hasta hace bien poco eran pequeñas, ya concentran una buena parte de la financiación tanto interna como externa. De hecho, se ha podido saber según La Información Glovo estaría cerrando una gran ronda de financiación con SoftBank –los también inversores, quizá en horas bajas por los desmanes en bolsa, de Uber y WeWork–.

En cualquier caso, para South Summit, el perfil de los emprendedores sigue manteniéndose en los mismos pilares. Hombre de 34 años, aunque con un ligero incremento del sector femenino –la tarea pendiente–, con formación superior y que emprende porque quiere y no por necesidad; y que además emprende varias veces –otra muestra. Con vocación internacional (y cada vez cubriendo más geografías) y muy enfocados en el B2B, especialmente en Madrid-. Por sectores, los negocios especializados y basados en tecnología software vinculada a servicios siguen a la cabeza de la lista. Healthcare, e-commerce y la Inteligencia Artificial o Proptech siguen en la cúspide. Sin embargo, fashion y blokchain, que tantos titulares ha dado –buenos y malos– pierden puntos; "esto nunca lo hubiera imaginado nadie", argumenta Benjumea. Apuntan, además, a que los sectores que pierden interés son los que están siendo ahora mismo cubiertos por las mujeres. Una mala noticia para el colectivo.

La política no podía faltar

Disminuir la fiscalidad y la carga impositiva para las startups sigue siendo la petición que mantiene el ecosistema. Una demanda que, aunque prometida por todos los equipos de gobierno candidatura tras candidatura, dista de cumplirse.

De momento, el equipo político liderado por el Partido Popular, en coalición con Ciudadanos, ha prometido "convertir a Madrid en el centro del cambio hacia la innovación", según las palabras de la Vicealcaldesa Begoña Villacís.

Para el Concejal de Economía, Miguel Ángel Redondo la idea está en "no ser un palo en las ruedas de las compañías que quieren crecer en Madrid; si vienen a crear empleo y empresas de calidad, Madrid es su ciudad"; en cuanto a la burocracia, pero dejando claro que el Ayuntamiento no hace la ley. Esto abre la duda sobre a algunos de los sectores que, durante el anterior periodo de gobierno, no gozaron del visto bueno del Ayuntamiento. Fuentes cercanas a la concejalía apuntan a que, aunque se dará la bienvenida a la innovación, no se facilitará nada a la compañías que rayen lo ilegal a la hora de las contrataciones.