Si bien no siempre es posible **acceder a internet** desde nuestra computadora, aunque sea portátil, en la actualidad podemos emplear conexiones inalámbricas de dos tipos. La más popular es la **conexión WiFi**, pero si contamos con un teléfono móvil a mano o si nuestra computadora o tableta con Windows 10 cuenta con soporte para tarjetas SIM, también es posible **acceder a la red vía datos móviles**.

Sea como fuere, usar datos móviles tiene sus limitaciones, principalmente la cantidad de datos que podemos enviar y recibir **antes de que nuestro plan de datos se agote** y debamos pagar un extra que, en ocasiones, puede tener un coste prohibitivo.

Pero Windows 10 tiene soluciones para este problema enfocadas a **optimizar el uso de datos móviles** y así navegar por internet o hablar con alguien sin miedo a sobrepasar nuestro plan de datos. Veamos qué debemos hacer para **controlar el uso de datos** en Windows 10.

## Conexión de uso medido

Esto es lo que dice el menú de configuración de Windows 10 cuando accedemos al apartado **Conexión de uso medido**: “Si tienes un plan de datos limitado y quieres **tener más control sobre el uso de datos**, convierte esta conexión en una red de uso medido. Puede que el funcionamiento de algunas aplicaciones cambie para **reducir el uso de datos** cuando estés conectado a esta red”.

Encontraremos esta opción en **Inicio > Configuración > Red e Internet > Wi-Fi**. Luego tendremos que elegir la conexión móvil, ya directa o a través de nuestro smartphone, y finalmente pulsaremos la casilla para que muestre **Activado** debajo de Establecer como conexión de uso medido.

Esta opción hace que Windows 10 no derroche la conexión a internet. Las apps instaladas no se actualizarán, las actualizaciones oficiales no se descargarán, etc.

## Establecer límite de datos

Ya tenemos Windows 10 configurado para usar los datos móviles con precaución. Pero podemos ir más allá y configurar un límite de uso específico.

Desde **Inicio > Configuración > Red e Internet > Uso de datos**, deberemos pulsar en **Establecer límite** para decirle a Windows **cuándo parar** de subir o bajar datos.

El límite puede ser mensual o puntual. En el primer caso deberemos indicar el día en que se reinicia el contador. En ambos casos, tendremos que **indicar un número** de la cantidad de datos disponibles y la unidad de medida. Así no sobrepasaremos nuestro plan de datos.

## Uso de datos

Volvamos a **Inicio > Configuración > Red e Internet > Uso de datos**, que acabamos de ver. En ese menú encontraremos más cosas útiles. Para empezar, información sobre el consumo de datos de la conexión principal y/o de las secundarias, si las hay.

Veremos la **cantidad de datos usada** en los últimos 30 días y si hacemos clic en **Ver uso por aplicación** veremos el uso dividido por apps, algo similar a lo que podemos hacer en Android o iOS.

La lista se ordena en función de los datos usados por cada aplicación, de manera que **las primeras de la lista** serán las aplicaciones que más han accedido a internet.

## Vigilancia en tiempo real

Con el modo de **uso medido** y el límite que hemos activado, ya deberíamos estar tranquilos en cuanto al uso de datos móviles que hará Windows 10. Con todo, también hemos visto que es posible **revisar qué aplicaciones** acceden más a internet.

Y si queremos hacer un seguimiento en tiempo real, podemos acudir al **Administrador de tareas**, ya que en Windows 10 esta herramienta muestra mucha información útil, como por ejemplo el uso que se hace de la conexión a internet desde la pestaña **Rendimiento** o ver el uso de red que hace cada aplicación desde **Procesos**.

En este último caso, hay que mirar la columna **Red**, que podemos pulsar para que se ordenen los procesos por consumo de red.

Ahora en Hipertextual

Suscríbete gratis a Hipertextual

Estamos más ocupados que nunca y hay demasiada información, lo sabemos. Déjanos ayudarte. Enviaremos todas las mañanas un correo electrócnio con las historias y artículos que realmente importan de la tecnología, ciencia y cultura digital.