Star Wars continúa expandiendo su narrativa más allá de las exitosas películas, principalmente en los videojuegos, libros e historietas autorizadas por la propia Disney. Recientemente, Marvel Comics publicó Star Wars #71 —escrito por Greg Pak e ilustrado por Phil Noto—, que nos cuenta cómo Darth Vader se aprovechó de una situación para formar una alianza secreta y combatir a los Rebeldes.

En el cómic mencionado (vía *ScreenRant), Chewbacca y C-3P0 se encuentran en el planeta K43 con el plan de destruirlo, pues el objetivo final era debilitar la flota imperial que se encontraba en su órbita. No obstante, surge un obstáculo inesperado: los antiguos habitantes de aquel lugar, los Kakran, todavía existen pese a no haber sido detectados por un escáner de vida. Por supuesto, no estaban dispuestos a perder su hogar.

El líder de los Kakran habla con C-3P0 buscando un acuerdo que evite su extinción. Sin embargo, ante la incapacidad del androide en temas diplomáticos, el susodicho líder accede a la mente de C-3P0 para manipularlo y jugar a su favor. Esta raza es capaz de analizar las conexiones que existen entre un robot y los seres humanos, lo cual les permite salir victoriosos frente al compañero de Chewbacca.

De hecho, C-3P0 ahora los ve como sus amigos y la destrucción del planeta queda en el olvido. Justo cuando parecía que ambas partes habían resuelto sus diferencias, Darth Vader aterriza con sus tropas en K43, y para sorpresa de todos, no llega para aniquilar a los Kakran, sino para formar una alianza con ellos y motivarlos a atacar a los Rebeldes.

Si bien será hasta el próximo número cuando sabremos el desenlace de esta historia, el Sith probablemente no encontrará demasiadas dificultades para convencer a los Kakran. Puede plantear que los Rebeldes querían destruirlos y ahora tienen una oportunidad de cobrar venganza. El cómic pretende destacar que Darth Vader, además de ser un asesino, también puede usar su mente para ganar adeptos para la causa del Imperio.

👇 Más en Hipertextual