¿Me dejas un momento tu teléfono? Un sudor recorre nuestra espalda al escuchar esas palabras. Para qué negarlo. Nuestro teléfono se ha convertido en un apéndice más, en una herramienta muy personal porque allí guardamos fotos, vídeos, mensajes… Y en el caso de un teléfono de trabajo, también habrá información delicada.

A nadie le gusta compartir su teléfono a no ser que no quede más remedio. Y cuando lo hacemos, procuramos vigilar no vaya a ser que la persona en cuestión le dé por mirar nuestro carrete de fotos o los mensajes de WhatsApp. Somos curiosos pero también celosos de nuestra privacidad.

Para ayudarnos a resolver este problema contamos con soluciones como LimaxLock, una app gratuita con funciones adicionales de pago que sirve para poner nuestro Android en modo kiosco, o lo que es lo mismo, controlar las aplicaciones disponibles para abrir.

¿Me dejas el teléfono? Bien. ¿Qué necesitas? Pues aquí lo tienes, con estas apps. Las demás quedan fuera, inaccesibles. Asunto resuelto.

El propósito de LimaxLock es controlar qué podemos o no hacer con nuestro teléfono Android. Su principal ámbito es el profesional, pero para uso personal también le podemos sacar jugo, personalizando la lista de aplicaciones y widgets disponibles, protegiendo apps delicadas con contraseña, lanzando aplicaciones automáticamente, vigilando el uso de Wi-Fi, Bluetooth, cámara, GPS y otras funciones del teléfono…

Configuración básica de LimaxLock

Veamos cómo poner en marcha LimaxLock en nuestro teléfono o tablet Android para limitar el uso de ciertas aplicaciones. Tras instalarlo deberemos registrarnos pulsando en Sign Up Free. Indicaremos nuestro correo electrónico, una contraseña, el número de teléfono del dispositivo a controlar y listo. Luego deberemos verificar la dirección de correo pulsando en el enlace que recibiremos.

Ya tenemos LimaxLock listo para funcionar. En nuestro caso, lo único que necesitaremos será configurar la app como lanzador o Launcher principal, es decir, el menú que veremos al iniciar el dispositivo y donde veremos las apps que vamos a permitir. Para ello pulsaremos en Set LimaxLock As Default Launcher. Android nos preguntará por ello y elegiremos LimaxLock.

El segundo paso es decidir qué aplicaciones vamos a permitir en el lanzador de LimaxLock. Para ello pulsaremos en Enable Usage Access. Veremos una lista de aplicaciones. Pulsando en cada una podremos activar el botón que mostrará esa app en el lanzador. En cualquier momento podremos cambiar esa lista desactivando o activando aplicaciones.

Una vez hemos configurado eso ya podemos pulsar en Enroll e introducir nuestros datos de usuario, correo y contraseña, que hemos definido al registrarnos en LimaxLock.

De ahora en adelante, en nuestro dispositivo Android veremos solamente aquellas apps que hemos habilitado. Solo con nuestro usuario de LimaxLock podremos cambiar eso o desactivar el lanzador para ver todas las opciones disponibles en tu Android.

Si queremos ir más allá, LimaxLock permite controlar a distancia ciertas opciones de nuestro Android o incluso cambiar la lista de apps disponibles en el lanzador desde otro dispositivo Android a través de la cuenta de usuario que hemos configurado en LimaxLock.