Tesla Racing Channel, un canal de YouTube que suele publicar videos de un Model S enfrentado en pruebas de aceleración a otros coches exóticos y deportivos, ha publicado un nuevo video donde destruye a un Mustang, Corvette, Camaro y un Honda Civic tuneado.

El Tesla es un Model S Performance "Raven", es decir, la última actualización de hardware con nuevos motores que incluyen algunas de las tecnologías del Model 3.

El resultado es devastador para los demás coches. También recalcar que el Model S fue capaz de recorrer el ​1⁄4 de milla o 10,546 segundos a una velocidad máxima de 202,78 kilómetros por hora. Lo más sorprendente, probablemente, es que el vehículo no ha sido modificado. Es exactamente igual a lo que cualquier persona puede ir a comprar hoy mismo en la web de Tesla.

Las mentiras que nos cuentan las marcas de coches de gasolina