Cuando se filtró que en Avengers: Endgame habría viajes en el tiempo inmediatamente entraron fuertes preocupaciones a millones de fans, después de todo es un recurso fácil para solucionar casi cualquier cosa en películas de ciencia ficción (o en una serie dramática teenager creada por JJ Abrams).

Lo malo es que al ser una solución fácil, cualquiera lo puede hacer y se puede llegar a perder el interés de la audiencia muy rápido. Afortunadamente en Endgame se propuso de una forma distinta, que hace mucho sentido para la historia, los personajes, con una explicación sólida y que le da valor a la película.

Pero no siempre fuer la forma en que se había decidido revertir el chasquido de Thanos. Christopher Markus comentó durante un panel en la Comic Con en San Diego que la idea de los viajes en el tiempo llegó por accidente.

"Sabíamos que nuestra intención es que la primera película acabe con el chasquido de Thanos y que después los superhéroes descubran una forma de revertirlo. No queríamos una forma fácil de salir del conflicto pero tampoco queríamos usar el recurso de 'no, todo eso en realidad nunca sucedió' ¡Sí que sucedió!. 'Máquina del tiempo' siempre sale y muy al principio de estas conversaciones, es una idea cursi de la ciencia ficción que escucha e inmediatamente deshechas".

"Pero lo más increíble sucedió. No podíamos usar a Ant-Man en Infinity War pero sí que podíamos utilizarlo en Endgame, lo cual abría la puerta de usar el reino cuántico y la posibilidad de los viajes en el tiempo".

Es decir, gracias a una decisión de negocios —Paul Rudd no aparece en Infinity War porque su propia película se estrenaría después, y el tono tenía que mantenerse cómico— los guionistas de Endgame pudieron usar el recurso de los viajes en el tiempo. Rudd "vuelve" al presente después de estar atrapado cinco años en el reino cuántico, aunque para el fueron cinco minutos.

"Podemos usar viajes en el tiempo porque tenemos una excusa para usarla", dijo Marcus en la entrevista. Los guionistas tuvieron la oportunidad de escuchar y discutir la idea con físicos especializados y así afinar la historia.

Es curioso que uno de los personajes menos importantes del Universo Cinematográfico de Marvel, con un evento que sucede en la escena poscréditos de la secuela de su película, se convierta en el origen de la forma en que logran deshacer el chasquido de Thanos.