Un nuevo estudio del Instituto de Datos de Pérdidas en la Carretera (HLDI), una organización con la misión de reunir y publicar datos de accidentes y sucesos a las compañías de seguros en Estados Unidos, ha llegado a la conclusión que los vehículos Tesla son 90% menos propenso a ser robados que otras marcas.

El reporte explica: "Dos de los vehículos menos robados en la lista son el Tesla Model X y Model S. El bajo grado de robos puede tener relación con el hecho que están siempre aparcados en garajes o cerca de una casa con un punto de carga".

De acuerdo a la lista, solo hay un modelo menos propenso al robo y es el BMW Serie 3.

Modelo Frecuencia de robo (sobre 100)
BMW Serie 3, 4 puertas 4
Tesla Model S AWD 11
Tesla Model X AWD 12
Chevrolet Equinox AWD 15
Buick Encore AWD 15
Subaru Legacy (con EyeSight) 17
GMC Acadia 19
Subaru Forester (con EyeSight) 20
GMC Acadia AWD 20
Volkswagen New Beetle 21
BMW Serie 3, 4 puertas AWD 21
Subaru Outback (con EyeSight) 22
BMW X5 22
Subaru Crosstrek 25
Chevrolet Traverse 26
Subaru Crosstrek (con EyeSight) 26
Lexus RX 450h AWD 28
Honda Odyssey 28
Mazda MX-5 Miata 30
Cadillac XT5 30

El reporte no lo menciona, pero con recientes mejoras de software que permiten grabar de forma automática a personas que se acercan al coche, que intentan romper ventanas o acceder al coche sin autorización o por el hecho que los Tesla robados pueden ser localizados desde la propia app, es cada vez más difícil.

Meses atrás un Tesla Model S robado en Canada, que se lo habían llevado a Italia, fue recuperado por medio del seguimiento GPS integrado y devuelto a sus dueños.

Así mismo otro reporte del FBI en Estados Unidos, publicado en 2018, asegura que es prácticamente imposible lograr robar un Tesla. De los 115 vehículos robados entre 2011 y 2018, 112 fueron recuperados.