Sumado a la ampliación de su programa de recompensas, Apple anunció en Black Hat que ofrecerá un nuevo modelo de iPhone amigable para los hackers. La empresa anunció el programa iOS Security Research Device en el que se entregará un dispositivo a expertos de seguridad con el fin de que sea más sencillo descubrir vulnerabilidades.

Ivan Krstić, jefe de Ingeniería y Arquitectura de Seguridad en Apple, dijo que estos iPhone no son iguales a los que se venden al público en general, ya que cuentan con opciones específicas para que los desarrolladores puedan encontrar fallos en el hardware o en iOS.

Estos dispositivos están a la media entre los modelos de desarrollo y producción. No es un iPhone con jailbreak, per se, sino un teléfono más limitado que ofrece ssh, root shell y capacidades avanzadas de depuración.

De acuerdo con Krstić, el nuevo programa consiste en una plataforma de investigación de seguridad de iOS sin precedentes. Apple lo abrirá a cualquier persona que cuente con buena reputación en la investigación de seguridad en cualquier plataforma.

Hace unos días Forbes reportó que Apple ya habría ofrecido estos iPhones a algunos hackers que participan en el programa de recompensas de fallos. Los teléfonos permitirían realizar acciones como inspeccionar la memoria o revisar el comportamiento cuando intentan atacar el código de iOS.

Apple reveló que el nuevo programa de seguridad estará disponible en 2020. Es de esperarse que la empresa realice una inspección a detalle de todos los interesados en adquirir uno de estos teléfonos, y que mantenga el control total para que los dispositivos no caigan en malas manos.

Lo cierto es que este modelo de iPhone no será tan abierto como un dispositivo de desarrollo, una de las variantes más cotizadas en el mercado negro para aquellos que buscan desesperadamente hackear el teléfono de Apple.