Autor: Business Insider

El Metro de Madrid está negociando con operadores logísticos la posibilidad de hacer recorridos nocturnos con trenes de carga y de este modo repartir paquetería por Madrid Central. Así, estas empresas salvarían las restricciones al tráfico de la zona de bajas emisiones.

Lo ha publicado esta semana Bruno Pérez en La Información, citando a "fuentes de la cúpula directiva" de la empresa pública responsable del subterráneo madrileño.

De este modo, los operadores logísticos que suscribiesen acuerdos con Metro de Madrid podrían hacer llegar paquetería —no pesada— a la almendra histórica de la capital, que es zona de bajas emisiones y tiene restricciones al tráfico rodado en el marco de Madrid Central.

La noticia llega la misma semana en la que hasta dos juzgados han emitido sendos autos en los que rechazan las alegaciones del Ayuntamiento de Madrid. El Gobierno municipal de José Luis Martínez-Almeida implantó una moratoria en las multas que impone este régimen de tráfico y que duraría hasta septiembre. Los autos judiciales la han tumbado.

Según La Información, las negociaciones se están dando entre la empresa pública dependiente de la Comunidad de Madrid y al menos dos operadores logísticos. La compañía está estudiando la posible tarificación del servicio .

En estos tiempos el sector logístico se enfrenta a una serie de retos y desafíos. Uno de ellos es la consolidación de gigantes como Amazon: por la nueva tendencia de compras por internet, la distribución de paquetería ha pasado de ser repartir entre cuatro o cinco establecimientos a repartir entre cientos de domicilios.

Cómo repartiría Metro de Madrid paquetes por las noches en Madrid Central

El artículo de Bruno Perez abunda también en una primera propuesta que la patronal de la logística, Uno, formalizó a Metro de Madrid: hacer este reparto de madrugada, con el servicio del suburbano cerrado y sin pasajeros. Sin embargo, la empresa pública rechazó en primera instancia esta idea alegando que a esas horas es cuando se hacen las labores de mantenimiento en las vías y en las cocheras, motivo por el que no pueden haber trenes en circulación.

Sin embargo, la idea de utilizar una "hora valle" es lo que ha abierto la posibilidad de que Metro de Madrid sea un nuevo aliado para las operadoras logísticas que quieran enviar paquetes a Madrid Central. Esta "hora valle" es la que se da entre la medianoche y el cierre del servicio, al filo de las 01.00 horas de la madrugada.

La idea es que Metro de Madrid traslade paquetes en vagones de carga enganchados al final del tren desde las afueras de la capital hasta los almacenes con los que la empresa pública cuenta en estaciones intermodales. Dos ejemplos son la estación de la Puerta del Sol o de Principe Pío.

Ni inversiones millonarias ni permisos especiales

Para ello, Metro de Madrid estudia utilizar los trenes de la línea que va hacia el Aeropuerto de Barajas, ya que cuentan con instalaciones premeditadas para el transporte de las maletas de los viajeros. En ese sentido, uno de los alicientes para la empresa pública es que de instaurar este servicio no necesitarían ni una inversión millonaria para adaptar vagones, ni requerirían de ningún permiso especial para el transporte de mercancías.

A pesar de la información de La Información, el departamento de prensa de Metro de Madrid ha rechazado que esta idea se haya tratado en el Comité Directivo de la empresa. Por otro lado, uno de los puntos del acuerdo alcanzado entre PP y Ciudadanos para gobernar la Comunidad de Madrid contempla que el metro abra 24 horas los fines de semana.

Sin embargo, la investidura de la popular Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid continúa bloqueada por la falta de entendimiento entre Ciudadanos y Vox, motivo por el que la acción legislativa —que podría darle el visto bueno a Metro de Madrid, la empresa pública— seguiría un tiempo en el aire.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider