Autor: Alberto R. Aguiar

Honor, la firma filial de Huawei, va a entrar en el mercado de los televisores. El presidente de la compañía, George Zhao, ha anunciado en un evento que ha tenido lugar en China el lanzamiento de la nueva Honor Vision para principios de agosto.

Se trata de la llegada de la asiática a este nuevo segmento, si bien Zhao ha defendido que la Honor Vision es algo más que un televisor al uso. "No es solo una televisión; es el futuro de la televisión, y brota de los principios de los smartphone". La Honor Vision "no está llamada a ser un centro de entretenimiento en casa, sino que será un hub de dispositivos inteligentes e interactivos compartiendo información".

¿Qué quiere decir exactamente el máximo responsable de Honor con estas palabras? Por el momento no se puede responder a esta pregunta, pero sin duda esta incógnita será despejada en cuestión de semanas, con el lanzamiento del nuevo producto. Honor se lanza a este nuevo segmento tecnológico con la vista puesta en los compradores más modestos que reducen, vigilan y controlan su presupuesto ante desembolsos como este.

Huawei, la matriz, también desembarcará en el mercado de los televisores previsiblemente en 2019, como se advirtió a comienzos de año. Será la encargada, por su parte, de comercializar televisores de alta gama con resoluciones nunca inferiores a las 4K, y placas con conectividad 5G.

El nombre de Honor Vision ha sido confirmado por Zhao en una publicación en sus redes sociales, después de que días atrás este nombre se filtrara en el registro de marcas y patentes de China.

No es la primera incursión de Huawei al mundo de la televisión

Aunque sí son los primeros pasos de Huawei y Honor en el segmento tecnológico de audio y vídeo, la asiática ya había tenido incursiones en el mundo de los contenidos audiovisuales enfocados a la televisión. Huawei Video, disponible desde hace meses, es una alternativa a Netflix que cobra especial relevancia en el mercado nacional chino.

Con contenidos de pago, suscripciones y un servicio reducido pero gratuito, Huawei Video es probablemente una de las app elementales para entender este nuevo aterrizaje de Huawei y Honor en un nuevo sector empresarial.

Esta diversificación de negocio también se puede entender tras la polémica que ha protagonizado la china los últimos meses, tras haberse visto arrastrada al ojo del huracán de la guerra comercial entre los Estados Unidos y China. La administración Trump y el gobierno de Xi JIngPing llegaron a un acuerdo de tregua hace unas semanas, lo que permitió levantarle el veto a Huawei.

Un veto que ha provocado que las ventas de terminales de Huawei en España se hayan visto resentidas. La incursión de Huawei en la lista negra del Departamento de Comercio estadounidense provocó que compañías americanas dejasen de trabajar con ella, entre ellas Google, que anunció la inminente retirada de su sistema Android de los terminales de Huawei.

Finalmente parece que la situación se ha corregido, aunque Huawei continúa en el desarrollo de un sistema operativo alternativo bajo la marca HongMeng o Ark en occidente, para posibles futuros escenarios de contingencia.

Huawei no es la primera empresa china en vender televisores

Por otro lado, y guerra comercial aparte, Huawei y Honor no son las primeras empresas chinas en comercializar smartphones y televisores. Xiaomi, por ejemplo, vende en China televisores —y patinetes o incluso toallas—, si bien mucho de sus productos todavía no han llegado al mercado occidental.

La llegada de los nuevos televisores Honor y Huawei —que todavía queda por saber si serán distribuidos en grandes superficies o solo se podrán adquirir a través de internet— al resto del mundo también plantea un escenario de nueva tendencia que podrían seguir otras empresas asiáticas.

Este artículo fue publicado originalmente en Business Insider