– Jul 28, 2019, 12:30 (CET)

Los doodles de Google: algo más que unos simples dibujos

Al principio eran simples dibujos que jugaban con las letras que componen la palabra Google. Con el tiempo se han vuelto más complejos, con animaciones y juegos escondidos. Incluso ahora podemos encontrarlos diseminados por países para conmemorar festividades o días históricos de lugares concretos del planeta. Los doodles son una de las señas de identidad de Google, una manera de ser más cercanos. ¿Cuál es su historia?

Google siempre se ha caracterizado por el minimalismo. Aunque no todos sus productos son 100% minimalistas, su buscador siempre ha destacado por el dominio del blanco y por limitarse a mostrar un cuadro de búsqueda, su logotipo y, como mucho, un par de botones. Con los años ha ido añadiendo nuevas opciones, menús y demás elementos, pero poco a poco y sin que se vean demasiado.

Así que un mínimo cambio en la página principal de Google destaca más de lo habitual. De ahí el impacto y la buena acogida de los doodles. En inglés doodle significa garabato, o en palabras del diccionario Oxford, “A rough drawing made absent-mindedly” o lo que es lo mismo, “Un dibujo tosco hecho distraídamente”. Los doodles de Google nacen al mismo tiempo que la propia Google como empresa, ya que cuando su primer dominio se pone online, su seña de identidad es su logotipo, que no deja de ser un garabato de la palabra Google.

Sin embargo, oficialmente, y según dice la página oficial de los doodles de Google, “en 1998, antes incluso de la constitución de la empresa, el concepto de doodle surgió cuando los fundadores de Google, Larry y Sergey, se pusieron a jugar con el logotipo corporativo para confirmar su asistencia al Festival del hombre ardiente (Burning Man Festival) celebrado en el desierto de Nevada”. Este primer doodle, elaborado por los propios fundadores de Google, Sergey Brin y Larry Page, mostraba un monigote detrás de la segunda O de Google.

El primero de muchos

Con todo, el primer doodle oficial vio la luz en 2000 y conmemora La toma de la Bastilla, el 14 de julio de 1789, Día Nacional de Francia. El encargado de este doodle fue el que en aquel entonces era encargado del sitio web de Google, Dennis Hwang, que para más inri trabajaba en prácticas en aquel momento. Dennis estuvo en el lugar adecuado y en el momento adecuado, pues este primer logro lo llevó a ser “doodler oficial” de Google, creando unos 50 doodles distintos cada año, trabajo que compaginaba con su puesto webmaster internacional. Incluso fue el encargado del primer diseño del logo de Gmail.

En la actualidad, Dennis Hwang trabaja como director de arte para Niantic, la empresa responsable de juegos móviles como Pokémon Go o Harry Potter: Wizards Unite y que, curiosamente, surgió como startup dentro de la propia Google.

Volviendo a los doodles, su página oficial dice que se han creado más de 2.000 doodles en todos estos años. Aniversarios, festividades nacionales o internacionales, celebraciones variadas… En la actualidad es fácil encontrarse un nuevo doodle prácticamente cada día si tenemos en cuenta los doodles locales, así como nacimientos de artistas, científicos y figuras relevantes de todo el mundo. En concreto, más de 9.000.

De la imagen al interactivo

Los primeros doodles eran eso mismo, un garabato, un simpático dibujo que jugaba con las letras de Google. Pero con el tiempo, el equipo encargado de crear los doodles se ha ampliado en número de personas. Hoy en día, varios ingenieros e ilustradores se encargan en exclusiva de esta tarea, por lo que los doodles han evolucionado. Primero empezaron a enlazar con el tema que trataban para que encontrases información al respecto. Pero luego llegaron los doodles interactivos, obras de arte en movimiento en las que podemos hacer clic o pulsar elementos que se moverán y cambiarán de forma.

Los doodles más elaborados son juegos o actividades que, con la excusa de un evento, nos permiten jugar o divertirnos. Los más populares en este sentido son los de Halloween, Acción de Gracias y Navidad, que cada año son diferentes y mejores a los anteriores. Los Juegos Olímpicos también son una buena excusa para ofrecer minijuegos a través de sus doodles.

El primer doodle interactivo fue el dedicado a Pac-Man. Se puso online en mayo de 2010 y celebraba el 30 aniversario de este juego de recreativas y que ha tenido una versión para prácticamente cualquier plataforma, consola o dispositivo. Creado en asociación con Namco, padres de la criatura, el doodle era básicamente el juego Pac-Man donde la palabra Google se podía leer en el escenario de juego. El doodle tuvo tanto éxito que hoy en día podemos jugar a Pac-Man dentro de Google en cualquier momento, tal y como vimos en el artículo Los huevos de pascua más divertidos de Google. Para activarlo solo tenemos que buscar “pacman” o similar en Google y veremos el Doodle de Pac-Man con el correspondiente botón de Jugar.

Los niños también participan

Los doodles se han convertido en uno de los elementos más llamativos de Google, por lo que el gigante de internet ha sabido sacarle partido. Una de las actividades derivadas de los doodles es el concurso Doodle for Google, que implica a niños en edad escolar de todo el mundo y cuyo propósito es que éstos hagan sus propios doodles. Este concurso empezó en Reino Unido, aunque ha tenido ediciones en Irlanda (2008), India (2009) o Singapur (2010), repitiéndose año a año.

La página oficial del concurso muestra a los finalistas de la última edición de la versión USA, que lleva celebrándose anualmente desde 2008 y que viene acompañada de un premio monetario muy jugoso para el centro escolar que gane el concurso, una manera “curiosa” de darse a conocer entre los más pequeños.

Si queréis conocer los doodles más recientes de Google los encontraréis en este enlace oficial. También podéis ver el historial de doodles anteriores o buscarlos directamente en el buscador habilitado en esa página y que permite buscar por idioma junto a las palabras claves que empleemos.

Como curiosidad, cada doodle tiene su propia página donde ver el doodle y donde descubriremos algo más sobre cómo se hizo y qué conmemora, así como información de contexto y referencias a los artistas e ingenieros que han creado dicho doodle. Como ejemplos recientes tenemos el 50 aniversario del primer alunizaje o el Día de la Bastilla 2019, donde se recopilan los doodles anteriores que también conmemoran este día.

Y si queréis pasar un buen rato, podéis mirar los doodles interactivos y, obviamente, tocarlos, interactuar con ellos y jugar con los más elaborados.