Nuestros dispositivos móviles cuentan con espacio suficiente para llenarse de aplicaciones, fotografías, vídeos y música. Gran parte de ese contenido lo generamos nosotros mismos grabando vídeos o sacando fotografías. Y para compartir ese contenido contamos con las redes sociales, con servicios de almacenamiento online o con apps de mensajería instantánea, por poner solo tres ejemplos.

Pero, ¿qué ocurre cuando queremos mandar algo de nuestro Android o iPhone a otro iPhone o Android que tenemos delante de nosotros? ¿No hay una alternativa más simple que no pase por internet? Al parecer, la solución es SHAREit.

Su carta de presentación es impecable. Hasta 200 veces más rápido que la tecnología Bluetooth y con un ratio de transferencia de unos 20 megabytes por segundo. Gratuito y sin conectar ningún cable. Y sin subir nada a la nube, claro está.

SHAREit está disponible para descargar tanto en Android como en iPhone/iPad. También tiene versión para Windows y macOS, de manera que también podemos enviar y recibir archivos entre PC, Mac y smartphone o viceversa a través de la misma conexión Wi-Fi.

Fácil y rápido de usar

Su funcionamiento es sencillo. La app ha de estar instalada en ambos dispositivos, quien envía y quien recibe. Desde la app que enviará los archivos, pulsamos en el botón Send que encontraremos en la pantalla principal de SHAREit. Luego buscamos el dispositivo de quien va a recibir nuestros archivos. No importa la cantidad ni el tamaño de los mismos.

Cuando alguien quiera enviarnos algo, recibiremos una notificación para aceptar o declinar los archivos. Una vez hemos aceptado, veremos una lista similar a la de cualquier aplicación de descargas indicando el progreso del envío.

Otro aliciente de SHAREit es que incorpora un reproductor para ver vídeos o escuchar música directamente desde la aplicación. Con todo, podemos reproducir el contenido que hayamos compartido con SHAREit desde cualquier otra app. También tiene su propio catálogo de contenido multimedia, del que podemos prescindir u obviar si no nos gusta lo que ofrece.

Compartir sin gastar datos

Los responsables de esta app dicen que para realizar la conexión entre dispositivos Android y/o iPhone no emplean ni Bluetooth ni la red telefónica (3G/4G), de manera que no consumiremos datos móviles. Solamente necesitaremos tener activa la conexión Wi-Fi para que ambos dispositivos “se encuentren”.

En definitiva, si necesitas compartir archivos pesados con alguien que tienes cerca y no quieres pasar por la nube, cables o discos externos, con SHAREit puedes enviar cualquier vídeo, canción, aplicación, carpeta o archivo comprimido en cuestión de segundos, o como mucho unos pocos minutos.

👇 Más en Hipertextual