– Jul 18, 2019, 16:00 (CET)

10 películas de Jake Gyllenhaal para volverse a enamorar de él después de ‘Spider-Man: Lejos de casa’

Spider-Man: Lejos de casa nos ha traído muchas cosas buenas y una de ellas ha sido volver a ver a Jake Gyllenhaal en una gran producción.

Jake Gyllenhaal lleva más de quince años en el mundo del cine, y ha protagonizado algunos papeles que perduran en nuestra memoria colectiva. Hijo de cineastas, el norteamericano parecía destinado a ganarse un hueco en nuestros corazones. Sin embargo, lleva algunos años un poco más apartado de los focos de las grandes producciones, hasta este mes de julio.

Gyllenhaal ha demostrado que sigue siendo uno de los mejores de Hollywood al encarnar a Mysterio en Spider-Man: Lejos de casa. Su interpretación del icónico personaje de Marvel es impecable y consigue captar todas sus aristas. No obstante, tiene muchas más películas en las que su actuación sobresale. Estas son algunas de ellas:

Código fuente (2011)

En esta cinta de 2011, Jake Gyllenhaal es un militar que debe identificar al autor de una explosión en un tren para evitar que cometa un acto aún mayor en el centro de Chicago. Para ello, su mente viaja una y otra vez al escenario del tren, en una especie de realidad paralela impulsada por un programa secreto del Gobierno llamado “Código Fuente”. Una vez allí, tiene ocho minutos para cumplir su misión; con cada viaje, su personaje encontrará más pistas que le hagan pensar que la realidad es más horrible de lo que le han contado.

Este thriller ha quedado un poco olvidado en los últimos años, pero se estrenó en el segundo puesto de la taquilla estadounidense y cuenta con un 92% de calificación en Rotten Tomatoes. Actualmente está disponible en Netflix y Amazon Prime Video.

Animales Nocturnos (2016)

La película se centra en el personaje de Amy Adams, una rica galerista que una noche recibe la nueva novela de su ex marido, un escritor fracasado. La historia es el oscuro relato de un hombre (Jake Gyllenhaal) que pierde a su mujer y a su hija al ser secuestradas por unos desconocidos mientras conducían por una carretera solitaria en la noche. Aunque la cinta exuda misoginia y venganza en todos sus planos, la actuación de Gyllenhaal es digna de ver. Se trata de la adaptación de la novela Tony and Susan (1993) del autor Austin Wright, que llegó a los cines en 2016 de la mano de Tom Ford. La película fue aclamada por la crítica, aunque tuvo un impacto limitado entre el público.

Brokeback Mountain (2005)

Si tenemos que recordar un título sobre homosexualidad en el cine, este sea seguramente uno de los primeros que nos vengan a la cabeza. El dramático romance entre el trabajador de un rancho y un vaquero de rodeos, interpretados por Jake Gyllenhaal y Heath Ledger, se ha convertido en todo un clásico, a pesar de que se estrenó hace poco más de diez años. Eso sí, no es ningún spoiler mencionar que la película cumple el cliché “bury your gays” (“entierra a tus gays”), un recurso narrativo sobreexplotado en el que todos los romances homosexuales acababan con la muerte de uno de ellos. Actualmente, se puede ver en Amazon Prime.

Okja (2017)

En esta original de Netflix situada en Corea del Sur, Gyllenhaal no es el protagonista, ni mucho menos. De hecho, representa todo aquello que la cinta quiere criticar: las grandes multinacionales, el poder devorador del capitalismo y la más inexistente compasión hacia los animales. Su personaje quiere llevarse a Okja, el cerdo gigante que una familia ha estado criando, para exhibirla en Estados Unidos. Su aparición hace que la niña protagonista huya con el animal para protegerlo.

Pese a no tener los focos sobre sí mismo, merece la pena quedarse a verla por su belleza de imagen y mensaje. Además, el actor se ha pronunciado en varias ocasiones sobre el cambio climático y la necesidad de aportar individualmente lo que cada uno pueda para mejorar el planeta, lo que va mucho con el espíritu del filme.

Prisioneros (2013)

Esta cinta relata el secuestro de dos niñas y la investigación policial que rodea el caso, en la que Gyllenhaal hace el papel de detective. Cuando deje libre a uno de los sospechosos tendrá que lidiar también con la ira de uno de los padres, que quiere tomarse la justicia por su mano. Además de un reparto de lujo que incluye a Hugh Jackman y Viola Davis, la cinta fue nominada a los Oscar por su cinematografía. Podemos disfrutar de ella en HBO.

Zodiac (2007)

Para los más nostálgicos de las películas de los Vengadores, esta cinta de David Fincher es el título perfecto: no solo tiene a Jake Gyllenhaal, sino que también aparecen Mark Ruffalo y Robert Downey Jr. mucho antes de encontrarse con sus papeles en el UCM. El filme, basado en hechos reales, cuenta la persecución del asesino del zodíaco, que atemorizó a la población de San Francisco durante los sesenta y setenta y cometió casi cuarenta asesinato. A día de hoy, el caso sigue abierto, ya que el asesino en serie nunca fue identificado.

Amor y otras drogas (2010)

Pocas cosas hay más placenteras que ver a dos personas jóvenes y guapas enamorarse. Es lo que ocurre en esta película, en la que los personajes de Jake Gyllenhaal, un descarado visitador médico, y Anne Hathaway, una enferma de Parkinson con miedo al compromiso, comienzan una relación sin ataduras. Una comedia romántica que de pronto se convierte en un drama de los de no parar de llorar cuando el sexo se transforma en sentimientos mucho más fuertes. Como muchas películas del género, esta tampoco tiene la mejor de las puntuaciones por parte de la crítica, pero sin duda es refrescante ver a Gyllenhaal alejado de sus típicos papeles de hombres complejos y torturados por su pasado. Puede verse en Amazon Prime.

Velvet Buzzsaw (2019)

Es el último estreno del actor este año junto con Spider-Man: Lejos de casa. La película, otra original de Netflix, se centra en una mujer que encuentra por casualidad varias obras de arte de un autor recientemente fallecido. Pese a los deseos del artista de que sus creaciones fueran destruidas, esta mujer, junto al personaje de Jake Gyllenhaal y algunos pretenden beneficiarse a su costa. Lo que no saben es que estas pinturas despiertan algo más oscuro en el público que simple admiración. Una comedia terrorífica que se puede disfrutar en Netflix.

Donnie Darko (2001)

A pesar de que no tuvo el mejor de los estrenos, esta cinta se ha convertido en una de las más recordadas entre los fans de la ciencia ficción más surrealista. La historia sigue a un joven en el convulso contexto de las elecciones estadounidenses de 1988 y las extrañas visiones que empieza a tener. En ellas, un conejo gigante le avisa de que queda un mes para el fin del mundo y una serie de eventos estrambóticos y le llevan a cuestionarse su propia cordura. Es uno de los papeles más locos del actor, que tenía apenas veinte años en el rodaje.

Nightcrawler (2014)

En esta película, Gyllenhaal es un periodista que recorre la noche de Los Ángeles en busca de la siguiente historia para venderle al público. Cuanto más macabro y morboso el crimen, más éxito tienen sus piezas y más se va consumiendo su personaje. La cinta sirve como crítica al periodismo de carnaza y al consumismo capitalista que lleva a la audiencia a buscar esa clase de contenidos.